Ante Covid-19 contribución que devuelve la esperanza

Estudiantes de Medicina, como Teresa M. Ocampo en pesquisa activa por salud de comunidades. Foto: Inés María Miranda

En el enfrentamiento a la Covid-19 en La Habana y en todo el país, los estudiantes de Medicina, junto a los galenos de la atención primaria de salud, cumplen importante rol en la prevención de la enfermedad en las comunidades.

A partir del toque de la puerta, y protegidos debidamente, indagan con los moradores sobre su estado de salud, en aras de identificar algún factor de riesgo, a la vez que hacen promoción de las medidas higiénico-sanitarias.

Labor que, dirigida a salvaguardar la salud del pueblo, agradecen los vecinos, cuyos aplausos a las nueve de la noche desde sus balcones y ventanas, también es gratitud por quienes en formación todavía contribuyen a la contención de la epidemia.

Para la joven Teresa Mabel Ocampo Borroto, estudiante de segundo año de Medicina, de la Facultad de Ciencias Médicas “Salvador Allende”, en el capitalino municipio Cerro, es un compromiso de alta responsabilidad participar en las pesquisas en los barrios.

Ella destaca el altruismo, solidaridad y cooperación en el enfrentamiento a la Covid-19 de los estudiantes de su carrera y de todo el ejército de profesionales de la Salud en el país y fuera de fronteras.

De acuerdo con su experiencia, la interacción con la población es buena: “nos reciben con educación, colaboran con quienes se preocupan por la salud de de cada familia, y porque se busca información para prevenir riesgos.”

Reconoce igualmente Teresa Mabel Ocampo que la población gana en percepción de riesgo, pero falta mucho más en el cumplimiento estricto de las medidas implementadas en el país ante la expansión de la enfermedad en el mundo y en evitación de su propagación en Cuba. Entonces su mensaje.

“Primero que todo mantener las medidas higiénico-sanitarias, entre ellas y de las más efectivas contra la enfermedad, el lavado frecuente de las manos y el uso de protectores.

“Cumplir, asimismo, con el distanciamiento y aislamiento social, sobre todo los abuelos y pequeños que son de los grupos más vulnerables. Quedarse en casa siempre, a no ser por causa imprescindible e informarse por nuestros medios oficiales sobre la situación global de la pandemia y en nuestro país”, precisa esta joven habanera, de segundo año de Medicina, quien desea concluir su carrera para formar parte del ejército de batas blancas que, ahora ante la Covid-19, aquí y donde se le solicite sus servicios, se ha convertido en la esperanza de miles de personas.

 

Impactos: 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve + veinte =