Trabajadores sociales en Camagüey brindan atención a adultos mayores

Brindar servicio a domicilio a los adultos mayores que viven solos para evitar que transiten por las calles innecesariamente, resulta hoy la principal función de 256 trabajadores sociales adscritos a la Dirección Provincial de Trabajo y Seguridad y Social (DTSS) en Camagüey.

Ante la incidencia del nuevo coronavirus en el país, los integrantes de ese programa están insertados de manera permanente en el Sistema de Atención a las Familias (SAF) para facilitar la alimentación a los ancianos favorecidos con esa ayuda y que no tienen familiares.

Niurka Caballero Argilagos, subdirectora de Prevención, Asistencia y Trabajo Social de la citada entidad, explicó a la ACN que el módulo para los más de seis mil asistenciados acogidos a esta modalidad en la provincia incluye desayuno, almuerzo y comida.

Del total de personas beneficiadas mil 457 reciben el servicio a domicilio, 500 incapacitadas físicamente disponen de familiares para llegarse hasta los 106 locales donde elaboran los alimentos del SAF en el territorio, el resto puede ir por sus edades a hasta esos comedores.

Otra de las acciones que realizan los trabajadores sociales en la comunidad consiste en visitar casa a casa a todos los adultos mayores que viven solos para orientarles sobre las medidas higiénicas sanitarias que deben cumplir con el propósito de prevenir el contagio por esta pandemia, precisó.

Ellos, puntualizó la directiva, les explican a los ancianos como cuidar de su higiene personal, el lavado de las manos periódicamente, el uso del nasobuco y en caso de que manifiesten algún malestar de salud deben auxiliarlos y conducirlos hasta la posta médica más cercana.

Caballero Argilagos señaló, además, que en el caso de los pensionados, están identificados quienes no pueden asistir a las unidades de la Empresa de Correos de Cuba en la provincia a cobrar su chequera mensual y los trabajadores sociales deben gestionar que les llegue la prestación a estos ancianos.

Según está estipulado, agregó, los asistentes no deben circular con el dinero en sus manos pero sí pueden estar pendientes de conjunto con los carteros, personal facultado para realizar esa actividad, y verificar el cobro de los talonarios hasta la entrega del pago en efectivo a los adultos mayores en sus domicilios.

Lab/ Tomado de ACN

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 5 =