Pare leer el cine…

¿Cuántos no hemos estado alguna vez frente a los anaqueles de un librería durante horas intentando hacer la elección perfecta? Me ha sucedido muchas veces.

Este tipo de aventura literaria lleva el embeleso de la incógnita, esclarecida a veces con bríos de satisfacción o con el sello de un desencanto.

Fue la curiosidad probablemente quien determinó mi elección recientemente. Lo digo porque el volumen no pertenecía a uno de esos autores literarios consagrados, cuyo nombre por sí solo nos obliga a extender la mano sobre el estante. Por el contrario, se trata de un hombre cuyo desempeño asociamos sobre todo al universo cinematográfico: Arturo Sotto.

Con el título de Caro Diario, el artista concibió un compendio de cuentos, fábulas y relatos que no dudé en adquirir para explorar una faceta por mí desconocida del guionista y director de cine.

Me sumergí en una lectura que me condujo hacia los senderos del séptimo arte. La estructura del libro nos permite advertir las remembranzas de Sotto por aquellos ciclos de proyección de nuestros cines en los años setenta. Se trata de cuatro secciones bien delimitadas: Noticiero, Dibujo Animado, Documentales, Ficciones.

La transparencia del lenguaje es un atributo perceptible en el estilo narrativo del autor. Tuve la sensación de que Arturo procura cautivarnos sobre todo con sus historias y no a partir de palabras metafóricamente pretenciosas. Su letra es diáfana, pero no ligera; porque llevan el peso de acontecimientos que me atrevería a decir sostienen una profunda marca vivencial.

Elogio de la Metáfora, cuento de la sección Noticiero, parece la silueta de cualquier día nuestro; pero en una latitud distante. Jerusalén es el rumbo que propone el brevísimo e irónico reportaje, pero podría también ser La Habana o la Manhattan en que trascurre otro de sus relatos.

Cierra el volumen con un segmento denominado Ficciones, el más extenso y que incluye 16 filmes. Así denomina el autor esos textos. Filosofías emanadas del hombre común o del ilustrado se esparcen ahora para dibujar en nuestra imaginación la escena que recree cualquiera de esos personajes.

Noche de Reyes es la simpática y profunda historia de antagonismos entre las voces internas del individuo y el mandato de ciertas convenciones.

La obra literaria que Sotto dedica a su padre fue lanzada por Ediciones Unión en 2012. Años después he descubierto este texto adentrándome en el juego de incertidumbres que supone elegir un libro adecuado. Prescindiendo de la pantalla pude intuir el cine. Bien valió la pena apostar por Caro Diario.

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 19 =