Otra vez artistas cubanos arrancan aplausos en el Centro Kennedy de Washington

Presentación de la ópera La clemencia de Tito en el GranTeatro de La Habana Alicia Alonso Foto: Ariel Cecilio Lemus

Entre los días 13 y 15 de este mes, el teatro Eisenhower del Centro John F. Kennedy para las Artes, en Washington, acogió la presentación del espectáculo operístico La clemencia de Tito, que bajo la dirección general de Ulises Hernández, reunió alrededor de 70 artistas en escena, de diferentes manifestaciones.

Esta adaptación caribeña hecha por Norge Espinosa a la pieza compuesta originalmente por Wolfgang Amadeus Mozart; y que contó con la dirección escénica del Premio Nacional de Teatro, Carlos Díaz, la batuta de José Antonio Méndez Padrón, y la escenografía de Raúl Valdéz (Raupa), se estrenó en nuestro país en el marco de la V edición del Festival Mozart Habana y la clausura del XVIII Festival Internacional de Teatro de La Habana.

La puesta marca el regreso del Lyceum Mozartiano de La Habana, institución que recientemente celebró su onceno aniversario y del Teatro El Público, a la capital estadounidense tras presentarse, ambos elencos, en el Festival Artes de Cuba, celebrado en 2018 en el propio Centro Kennedy.

Durante los tres días de presentación, el público de ese país, conocedor del género, disfrutó de un espectáculo visualmente llamativo donde se integraron diversos lenguajes y expresiones artísticas y sobre el cual artistas y críticos coincidieron en que la inclusión de la orquesta del Lyceum Mozartiano de La Habana en dicho espectáculo, fue una decisión acertada puesto que ello “derriba una pared en la imaginación del espectador y le permite participar más plenamente en la historia”, según palabras de Gregory J. Ford, en DC Teather Scene.

Presentación de la ópera La clemencia de Tito en el GranTeatro de La Habana Alicia Alonso Foto: Ariel Cecilio Lemus

El propio autor refirió además, que en esa producción los intérpretes combinaron el canto y la actuación “sin problemas y entregaron sus cuerpos a la coreografía: ser levantados, inclinados y girados mientras cantaban, formas que nunca había visto antes y que se sumaron tanto a la teatralidad como a la credibilidad de los personajes en lo que es una increíble historia. (…) apasionadas y creativas son las cualidades definitorias de esta producción. (…) Este fue un elenco magnífico”, afirmó.

No obstante, no ha sido esta la única crítica recibida por especialistas y medios de ese país; sino que también el Washington Classical Review elogió La clemencia …, enfatizando en los aspectos musicales de la puesta. Por otra parte, el hecho de que confluyeran en escena recitativos en español, arias en italiano y una traducción al inglés de cuanto acontecía sobre las tablas, hizo que el sitio Broadway World se refiriese a la puesta como una “interesante experiencia trilingüe”; además de adjudicarle el calificativo de sobresaliente gracias a la utilización de sonoridades afrocubanas, lamentando a su vez, que estas incursiones fuesen pocas. También resaltó el desempeño de los solistas Bryan López (Tito), Anyelín Díaz (Vitelia), Kirenia Corzo (Servilia) y Cristina Rodríguez (Sesto).

 

Laura Mercedes Giráldez / Tomado de Granma

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − uno =