Una Fundación para Don Fernando

Los intelectuales Miguel Barnet y Abel Prieto. Foto: Ariel Cecilio Lemus

“No se puede hablar de la Fundación Fernando Ortiz sin hablar de Abel Prieto, sin recordar al inolvidable Armando Hart, quien en 1993 me propuso dirigir lo que ella sería y que hoy está cumpliendo su primer cuarto de siglo”, dijo el doctor Miguel Barnet, durante el homenaje que la 29 Feria Internacional del Libro de La Habana le tributó a esta destacada institución y a su persona, en ocasión de su cumpleaños 80.

Acompañado por el intelectual Abel Prieto, presidente de Casa de las Américas, y del periodista y vicepresidente de la Uneac, Pedro de la Hoz, Barnet destacó los valores de la vida y obra de Don Fernando Ortiz, a quien considera “el hombre más útil para la cultura cubana en las Ciencias Sociales en el Siglo XX”.

De la labor de la Fundación y de su presidente durante todos estos años habló Abel Prieto. “Miguel va mucho más allá de sus investigaciones, él es un hombre de una gran sabiduría, que tiene una visión de la Cultura muy peculiar. Lo guían tres espíritus: el de Esteban Montejo, Fernando Ortiz y el del Ángel de la Jiribilla de Lezama Lima. Su labor al frente de la Fundación ha sido formidable, siempre nos está sorprendiendo, por eso hay que felicitarlo muchas veces”.

A Pedro de la Hoz le queda muy claro que todo cuanto ha logrado la Fundación en materia de investigaciones, colaboración, ediciones de libros (más de 90 en estos 25 años), y en dar a conocer la obra de Don Fernando y de muchos otros intelectuales cubanos, se debe en buena medida a la labor de Barnet. Dirigir la institución más que una responsabilidad es una misión, un encargo de vida. Si alguien ha sabido articular el linaje poético con la labor científica profesional ha sido él.

“Si alguien ha aportado a nuestra cultura popular ha sido Miguel”, dijo Pedro de la Hoz. Y puso de ejemplo cuánto trabajó para que la Unesco declarara a la rumba Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Finalmente afirmó: “Miguel tiene una visión sabrosa y completa de la vida”.

En el encuentro, celebrado en la Sala Nicolás Guillén de La Cabaña, trascendió la próxima salida del libro Yo soy la página que escribo, una especie de biografía de Barnet, escrita junto al italiano Gaetano Longo; y se presentó la Correspondencia. Fernando Ortiz, de Trinidad Pérez, con sello de la Fundación.

Ricardo Alonso Venereo / Tomado de Granma

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 + 10 =