¿Por qué no probamos amarnos los otros a los unos?

Mafalda, en sus preguntas, muestra interés por las problemáticas del mundo.

Ella es una pequeñita de seis años capaz de provocarle a los adultos un ataque de nervios con sus preguntas, siempre directas y desarmadas. La curiosa Mafalda, caricatura del argentino Joaquín Lavado (Quino), se convirtió desde su nacimiento el 29 de septiembre de 1964, en “un personaje universal más fuerte que Superman”, comentó el historietista cubano Jorge Oliver, durante el panel Mafalda, la superheroína latinoamericana.

“Mafalda es un esquema social”, “la interacción de los personajes que intervienen en sus historias muestran una sociedad”, comentó durante el encuentro Kuki Miller, directora del sello argentino Ediciones La Flor, donde se publicase la tira animada.

Sus cuestionamientos y ocurrencias, como nombrar Burocracia a su tortuga, o que una de sus frases más famosas sea: “¿Por dónde hay que empujar a este país para llevarlo adelante?”, la han convertido en símbolo del pensamiento progresista latinoamericano. Esos “valores profundos y universales que convierten al personaje en eterno”, hacen de Quino un adelantado, según palabras de Kuki Miller; quien apuntó además que Mafalda muestra una clara posición de la mujer y el rechazo hacia la imposición.

El singular personaje también ha estado vinculado con esta isla antillana, pues el realizador cubano Juan Padrón dirigió una serie de dibujos animados de la historieta. Finalmente, la directora de la editorial sentenció que “resistir es la palabra de Argentina”. Sin duda, en un mundo donde prolifera lo que odia Mafalda: las armas, la guerra, el racismo… quizá debamos asumir su fórmula para lograr que la humanidad se salve: “Ya que amarnos unos a los otros no resulta, ¿por qué no probamos amarnos los otros a los unos?”

Laura Mercedes Giráldez / Tomado de Granma

Impactos: 9

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × cuatro =