Entregan Premios Alejo Carpentier y Nicolás Guillén 2020

La Sala Nicolás Guillén acogió este lunes el acto de entrega de los Premios Nicolás Guillén de Poesía y Alejo Carpentier en las categorías de Novela, Cuento y Ensayo 2020 en ceremonia oficial presidida por Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura; Kenelma Carvajal, viceministra de Cultura; Juan Rodríguez Cabrera, presidente del Instituto Cubano del Libro; entre otros funcionarios del país.

El jurado en el apartado de Ensayo, integrado por Karina Pino Santos, Víctor Fowler Calzada y Ricardo Luis Hernández Otero, otorgó el galardón al texto Silencios y Recepcionesla novela de José Martí, del investigador del Centro de Estudios Martianos Mauricio Núñez Rodríguez,  “por el amplio y acucioso estudio desde puntos de vistas novedosos, así como por las consustanciales aportes al tema y una perspectiva orientada a la lectura de nuevas posibilidades para la recolocación de la novela martiana en el canon de la literatura cubana y norteamericana”.

En especial, su autor dedicó el premio a la memoria de la también prestigiosa investigadora Ana Cairo, quien siguió bien de cerca la realización de este estudio.

De igual forma, en la categoría de Cuento, el lauro le correspondió a la obra La Maleta de B, de Atilio Caballero. En esta ocasión el jurado integrado por José David Curbelo, Daniel Díaz Mantilla y Michel Encinosa destacó “la profundidad filosófica y vivencial de las historias que narra, así como el empleo de unos procedimientos estilísticos altamente personales; cualidades ambas que distinguen al volumen, no solo dentro de los aspirantes al Premio, sino dentro de la más reciente narrativa del país”.

Asimismo, en Novela, el premio Alejo Carpentier recayó en el narrador y profesor espirituano Julio Miguel Llanes por Los caminos del viento, historia que centra su trama en la época colonial y esclavista de la ciudad de Trinidad. Los también escritores Rogelio Rodríguez Coronel, Milene Fernández Quintado y Laidi Fernández de Juan conformaron el jurado, quienes escogieron este trabajo debido a que se trata de una investigación de largo alcance con peculiar vuelo imaginativo “logrando una novela de considerable valor tanto en términos narrativos como históricos”.

En la ceremonia el jurado recomendó publicar las obras La luna bajo la casa ciega, de Arnaldo Muñoz, e Invernés, de Geovannys Manso, por su calidad literaria.

Por último, el Premio Nicolás Guillén de Poesía fue para La naturaleza del estío, de  Luis Manuel Pérez-Boitel, hijo ilustre de Remedios, su tierra natal. En nombre de los premiados, este poeta habló a los presentes sobre el valor de la poesía: significa “un reino de salvación, una forma de apostar por la libertad, incluso en las últimas décadas, en cuyo género literario no está en su mejor momento a nivel mundial”. En especial dedicó el lauro a la Revolución por permitirle crecer a nivel profesional.

Tomado de Habana Radio

Impactos: 6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 4 =