Abrazo a Cuba desde Suramérica

Brigada Suramericana de Solidaridad con Cuba. (Foto: Ricardo Gómez Rodríguez)
Brigada Suramericana de Solidaridad con Cuba. (Foto: Ricardo Gómez Rodríguez)

Hay quienes aún se preguntan por qué hay tanta gente en el mundo que le gusta Cuba.

A pesar del asedio que trata de asfixiarnos desde el norte y que impacta en todas las esferas de la vida y la economía; mujeres y hombres de todas partes vienen a compartir las energías de un pueblo que lucha y le canta al presente, mientras edifica el futuro.

Eso patentizaron los más de 80 integrantes de la edición XXVII de la Brigada Suramericana de Solidaridad con Cuba, que se despidieron este fin de semana de la Isla.

Lo hicieron con la tradicional noche cultural, momento cuando cada país realiza actuaciones con su música, bailes y poesías en el Campamento Internacional Julio Antonio Mella, de Caimito.

En la vecina provincia de Artemisa también se le celebró la fiesta a quienes cumplen años, la cual contó con presentaciones del grupo NC, de un proyecto comunitario de ese territorio.

Además, entregaron diplomas a trabajadores que les atendieron en el campamento y hubo exhibiciones deportivas.

Brigada Suramericana de Solidaridad con Cuba. (Foto: Ricardo Gómez Rodríguez)
Brigada Suramericana de Solidaridad con Cuba. (Foto: Ricardo Gómez Rodríguez)

El colectivo suramericano llegó días antes del 27 de enero último, para participar en la Marcha de las Antorchas por el aniversario 167 del natalicio de José Martí. A ese desfile llevó pancartas, banderas y manifestaron la hermandad entre las naciones y la lucha contra el bloqueo económico, financiero y comercial de los Estados Unidos.

Representantes de Brasil, Argentina, Chile y Uruguay, cumplieron un intenso programa preparado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), con motivo de la celebración este 2020 de los 60 años de esa institución.

Según fuentes de ese organismo, tomaron parte en conferencias, debates, labores agrícolas, actividades políticas, culturales y encuentros con representantes de las provincias de Artemisa, La Habana, Camagüey, Las Tunas y Villa Clara. En este último territorio visitaron el Mausoleo al Che Guevara y el Monumento al Tren Blindado.

En Caimito rindieron tributo a Julio Antonio Mella, como es habitual, y entregaron a Raúl Abreu, director del Campamento, una camisa de la empresa brasileña PETROBRAS, firmada y dedicada por el líder Luis Ignacio Lula da Silva.

Allí, develaron una placa en homenaje al español que radicó en Brasil, Honorio Delgado Rubio, fallecido recientemente a los 94 años de edad.
Honorio fue una de esos hombres que jamás pudo despegarse de Cuba e integró 17 brigadas. Se llamaba a sí mismo “cubano de corazón”.

Como lo hizo él, son muchos los que vienen cada año a sudar en los surcos, pintar escuelas, debatir y festejar junto a este pueblo rebelde.
Y es que, como nos enseñó Martí “El mundo sólo respeta a los que pueden y batallan”.

 

moda/rm

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + dieciocho =