Coctel Mama Inés

 

El origen de esta bebida se encuentra en el raigal de las leyendas cubanas, donde mediante un personaje popular cobra vida esta receta que nace del arte de la cocteleria nacional y la tradición religiosa.

Según textos históricos, este tema aparece a través de la esclava Mama Inés, personaje que refleja la época de la Cuba colonial.

Para algunos historiadores esta estrella novelesca figura en el estribillo de un tango congo de la zarzuela Niña Rita, compuesta por Eliseo Grenet y Ernesto Lecuona en 1927.

Otros expertos, desde el marco de la sociología y la religión, relacionan la figura con la imagen de Dolores Santa Cruz, de la novela Cecilia Valdés, de la autoría  Cirilo Villaverde.

A la verdad nadie conoce cuándo y cómo comenzó a popularizarse el nombre de esta persona; aunque según fuentes del escritor e investigador cubano Ramón Fajardo, artículos procedentes de Santa Clara muestran evidencias sobre el origen de la mujer que da nombre al tango–congo, pero en realidad su existencia aún resulta un misterio.

Lo cierto es que sin saber si existió o no, Mama Inés se convirtió en un personaje famoso que inspiró una de las canciones cubanas más populares y más versionadas: ¡Ay!, Mama Inés, todos los negros tomamos café.

De igual forma figura en el arte pictórico donde siempre existe un creativo artista plástico que ofrece la imagen de la negra esclava, voluptuosa, rumbera, vistiendo una típica bata blanca rematada con una tira roja y llevando en sus manos un tabaco y una taza de café.

Del mismo modo, la trascendencia de este personaje llegó a ser en su tiempo tan grande que los infantes cubanos por herencia y tradición popular han incorporado en su repertorio de juego este estribillo tan pegajoso: Cachumbambé, la vieja Inés, que fuma tabaco y toma café.

¡Ay!, Mama Inés, todos los negros tomamos café, es una tonada que persigue a los cubanos, ya residan en el territorio nacional o no.

Dado a toda esta connotación, alrededor del 2017 la Asociación de Cantineros de Cuba decidió agregar a su catálogo este tipo de trago; que según también cuenta la historia, se prepara a base de café, miel y ron; ingredientes que bien dosificados, comentan que ofrecen cierta porción de energía y regocijo.

Por eso no se sorprenda si como último dato le cuento que esta bebida le ha dado la vuelta al mundo, al igual que la tonada. Razón por la cual usted puede hallar lo mismo en América, Europa o Asia, un sitio que proponga esta bebida al ritmo del verso que recorrió el mundo hace más de medio siglo: ¡Ay!, mama Inés, todos los negros tomamos café.

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + veinte =