Seis décadas de una joya en la educación

Una de las tantas aulas de Ciudad Escolar Libertad, la maestra Tania Pompa Borrell de la escuela primaria “Domingo Murillo”.

La guarida militar más importante del país dejó de ser cuartel para transformarse en escuela, un sueño de Fidel hecho realidad

Transcurren las primeras horas del alba.  Muchos llegan sonrientes de las manos de sus padres, otros se apresuran en el andar para llegar a tiempo, son diversos los colores en los uniformes de los 5 mil niños, adolescentes y jóvenes de todas las enseñanzas que cada día con lápices, cuadernos y libretas asaltan a la primera fortaleza militar del país convertida en escuela:  Ciudad Escolar Libertad, en el municipio Marianao, a sólo 15 kilómetros del centro de esta Habana nuestra.

Todas los niveles y tipos de enseñanzas confluyen en el hoy complejo científico-pedagógico de Ciudad Escolar Libertad que ya tiene seis décadas de creada. Tres círculos infantiles, 5 escuelas primarias, 3 secundarias básicas, un pre-universitario, un instituto politécnico, la Universidad de Ciencias Pedagógicas “Enrique José Varona”y, 3 escuelas especiales; de ciegos, débiles visuales, trastornos en la conducta y autismo.

Por la Ciudad Escolar de 2.6 kilómetros cuadrados han transitado ya 298 mil estudiantes desde pre-escolar hasta la enseñanza politécnica en la materialización de una idea concebida por el Comandante en Jefe cuando en su alegato en el juicio del Moncada expresara que el Campamento  Columbia debía convertirse en  una escuela e instalar allí en vez de soldados, a 10 mil niños.

El 2 de enero de 1959 cuando Camilo Cienfuegos entra con su columna a La Habana se desplaza hasta el campamento símbolo del terror e instala allí el Estado Mayor del Ejército Rebelde.

Escultura a Camilo donde estuvo su Comandancia

Seis días después llega Fidel al Campamento Columbia acompañado también por Camilo y habla por vez primera en La Habana desde el polígono donde una paloma blanca se le posó en el hombro y otra del mismo color se ubica en el podio que utilizaba para su alocución, símbolo de los nuevos tiempos llenos de esperanza y sueños para todos los cubanos.

En la esperada, aplaudida y larga intervención del jueves 8 de enero de 1959 Fidel se gira hacia Camilo que estaba a su derecha y le pregunta:  ¿Voy bien, Camilo? Y éste riposta ¡Va bien, Fidel! Hecho memorable que se registra en la historia Patria por la confianza del máximo líder de la Revolución en el popular Comandante.

La historia más reciente

Tarja que recuerda la entrada de Camilo Cienfuegos por la posta número 3

El Comandante Camilo conocía que el tirano Fulgencio Batista había ordenado tapiar una de las postas de entrada del Campamento Columbia porque a la fortaleza militar no entraría -según él- más nadie y siete años después del oprobioso golpe de estado un 10 de marzo pero de 1959, a la misma hora, 2.40 a.m, Camilo con una mandarria derriba el muro de la posta número seis, próxima a la calle 102 y 31. Imagen que ha quedado para la posteridad.

Luego con la significativa incorporación de niños y jóvenes a la educación gratuita hay déficit de instalaciones y desde el gobierno se lanza la convocatoria a los organismos a que donen locales y Camilo presto y seguro le propone a Fidel materializar la idea esbozada desde el juicio del Moncada.

A sólo nueve meses del triunfo de la Revolución, el 14 de septiembre de 1959 se reúnen -al lado del polígono- 40 mil niños de la capital y en acto Fidel entrega simbólicamente el Campamento Columbia convertido en escuela al abogado Dr. Armando Hart Dávalos, primer ministro de educación. 

Y para perpetuar el hecho Hart junto a Raúl Castro y Celia Sánchez Manduley siembran una ceiba en el sitio como símbolo del nacimiento de la nueva era y se coloca además el asta para que ondeé el pabellón nacional de la estrella solitaria.

En este sitio se reunieron 40 mil niños en septiembre de 1959 para iniciar el curso escolar

Y vino la necesaria transformación porque había que borrar las huellas, todos los vestigios de un campamento militar para que renaciera el centro de enseñanza en el que trabajaron, arquitectos, diseñadores, urbanistas y pedagogos porque se concibió siempre como una ciudad.  El primer curso escolar se inauguró en Ciudad Escolar Libertad en agosto de 1960.

Un grupo seleccionado de profesores comenzó a laborar en la ciudad que fue dirigida por Dominica del Amo y en honor a esta abnegada maestra el Centro de orientación vocacional, que llegó a tener veintiún círculos de interés, lleva su nombre.

Le sucedió en el cargo otra mujer que durante 25 años fue la directora general María Dolores Cruel quien es recordada con admiración por su consagración a la educación, aunque aún no se enaltece en el hoy complejo científico pedagógico su figura y labor, una añoranza de quienes la conocieron y tuvieron el placer de trabajar con ella.

Para realizar otros sueños

Tarja de Monumento Nacional y ceiba sembrada por Hart, Raúl y Celia

Un centro formador de educadores nace también en la histórica Ciudad Libertad Escolar.  El 21 de septiembre de 1964 se funda el Instituto Superior Pedagógico “Enrique José Varona” adscrito a la Universidad de la Habana para contribuir a la formación profesional y contínua de los profesores, inicialmente de toda la región occidental.

81 Mil graduados en todas las especialidades muestra en sus 55 años la hoy Universidad de Ciencias Pedagógicas “Enrique José Varona” con seis facultades en Educación Infantil, Lenguas Extranjeras, Ciencias de la Educación, Ciencias Naturales y Exactas, así como Historia y Ciencias Sociales y  Ciencias Técnicas.

El alto centro de estudios con sede en Ciudad Escolar Libertad tiene como precepto el pensamiento de Varona “Enseñar con amor es iluminar para siempre la vida” por ello es rector de las carreras pedagógicas del país con una alta calidad, debido a un proceso de gestión universitaria, con un reconocido impacto sobre los profesionales que forma en todos los niveles del Sistema Nacional de Educación e incluso internacional.

Una universidad comprometida con la Revolución sigue construyendo sueños y privilegia desde la ciencia y la innovación el legado renovador del insigne pedagogo Enrique José Varona en el aniversario 170 de su natalicio.

Para no olvidar

Museo de la Alfabetización, único de su tipo en América

Único de su tipo en el mundo también en la inmensa Ciudad Escolar Libertad existe el Museo de la Alfabetización. La institución recibe semanalmente a visitantes de todo el mundo interesados en conocer cómo en Cuba se libró la primera gran campaña cultural, la erradicación del analfabetismo.

El museo fundado el 29 de noviembre de 1964 atesora entre tantos valiosos documentos los expedientes de los Cien mil  brigadistas “Conrado Benítez”, de los Maestros Populares y Maestros “Patria o Muerte”, más todos los detalles de la Campaña de Alfabetización para ser éste museo un tesoro de la educación en Cuba.

Con tanta historia acumulada y por los valores patrimoniales desde la educación y las artes que posee Ciudad Escolar Libertad fue declarada el 28 de enero de 2010 como Monumento Nacional, tarja que se halla al lado de la ceiba y el asta donde tiene que ondear la bandera -al lado del polígono-.

La otrora casa del dictador en el Cuartel Militar es la Casa Estudiantil de la FEU

Una flor de la escultura Rita Longa se halla en la Facultad de Historia y Ciencias Sociales, en la fachada del extinto teatro “Manuel Ascunce” si el visitante alza la vista encontrará un hermoso mural cerámico, otro mural de José Fúster en el centro de información y otras piezas de diferentes artistas expuestas en distintos espacios de la gran escuela de 2.6 kilómetros cuadrados en el municipio de Marianao.

Un gran centro cultural por los cuatro puntos cardinales fue desde su creación Ciudad Escolar Libertad con el desarrollo de los más importantes festivales y encuentros, paradas martianas y el nacimiento de la primera banda de música de los pioneros.

Preservar los bienes educacionales y culturales de Ciudad Escolar Libertad, el primer cuartel militar del país convertido en escuela, es un deber de educandos y profesores en las seis décadas de una gran obra de la Revolución que lleva consigo además los 55 años del Pedagógico Varona que tributan, a su vez, al medio milenio de esta bella y noble Habana nuestra.

MELM/mma

 

 

 

Impactos: 8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × cuatro =