Centenario del Bárbaro del Ritmo (+ Audio)

Cuando Benny triunfa y le pagan cheques de 20 mil dólares por sus grabaciones o presentaciones (cifra asombrosa para aquellos tiempos), mucho de ese dinero lo ofrecía a los que no tenían nada.

Una de esas experiencias la cuenta Rubén Bermúdez —voz del coro de la Banda Gigante—, cuando fueron al barrio marginal de Las Yaguas y con un cartucho empezó a repartir dinero.

Al acabarse el dinero, Benny pregunta a Bermúdez si tiene algo para darles a los desheredados de fortuna. Rubén le contesta que nada le quedaba, y el Benny dice: “Entonces vamos a cantarles”.

El compositor Pedro Castillo, conoció al Benny, a través de Generoso Jiménez. El 10 de octubre de 1957, grabó la obra de su autoría “No hay tierra como la mía”.

A continuación en exclusiva entrevistas con Pedro Castillo y Rubén Bermúdez narrando detalles sobre la vida del Bárbaro del Ritmo.

 

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × uno =