Joyas de la música cubana

Imagen tomada de internet

Eliseo Grenet, compositor, pianista y director de orquesta, nació en La Habana el 12 de junio de 1893

Por: Félix Rubén Alomá

¿Conocerán las nuevas generaciones el pegajoso ritmo de Mamá Inés, El tamalero, Papá Montero o Las perlas de tu boca y Lamento cubano?

Para los que pintan canas son inolvidables. Su autor, el compositor, pianista y director de orquesta Eliseo Grenet, nació en La Habana el 12 de junio de 1893.

Realizó sus primeros estudios musicales con Mercedes Valenzuela esta última sobrina de los notables músicos Raimundo y Pablo Valenzuela. (Los Valenzuela colaboraron económica y personalmente con la Guerra de Independencia de Cuba) y, más tarde, con Leandro Simón Guergué, padre del compositor Moisés Simons.

Grenet dejó como legado su compromiso con la patria pues puso su música al Lamento cubano (Según el fallecido  escritor para radio Lino Betancourt los versos los había compuesto Teófilo Radillo, de quien no se tienen datos), ha devenido en una de las canciones más importantes del acervo cultural cubano.

Surgió en la época de la dictadura de Gerardo Machado y sus versos resultan una contundente denuncia a la situación social que se vivía en Cuba, razón por la que el mandatario lo expulsó del país.

Legó al pentagrama musical danzones, boleros, canciones, pregones, sones y zarzuelas que son verdaderas joyas con un encanto autentico y popular.

También dio su aporte a la musicalización de varias películas y compuso especialmente para obras de teatro.

Eliseo Grenet falleció en la capital cubana, el 4 de diciembre de 1950.

En su sepelio, la Banda Municipal de La Habana, tutelada por el maestro Gonzalo Roig, interpretó su conocida canción protesta Lamento cubano.

 

 

Impactos: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 15 =