La Habana y su Casa verde (+ Fotos)

Su apariencia parece salida de un cuento de la infancia. Ningún transeúnte se niega a la tentativa de admirarla al menos por unos segundos ya sea por su color verde, o por la majestuosidad propia de su construcción. La “Casa de las Tejas Verdes” da la bienvenida a la Quinta Avenida de La Habana.

Su apariencia parece salida de un cuento de la infancia. Ningún transeúnte se niega a la tentativa de admirarla al menos por unos segundos ya sea por su color verde, o por la majestuosidad propia de su construcción. La “Casa de las Tejas Verdes” da la bienvenida a la Quinta Avenida de La Habana.

Esta mansión, construida en 1926 por el arquitecto José Luis Echarte (también autor del Anfiteatro en la Avenida del Puerto) a instancias de Alberto de Armas (mayordomo del Palacio Presidencial durante el mandato de García Menocal), es el único ejemplo de estilo reina Ana en Cuba, características decorativas que se aplicaban a la arquitectura y las artes diseñadas durante el reinado de Ana Estuardo a principios del siglo XVIII en Gran Bretaña.

Desde su construcción, la edificación ha pasado por varios dueños, entre ellos la popular socialité habanera Luisa Rodríguez Faxas (1943-1999). “Las autoridades habaneras le propusieron un cambio de casa con el fin de ocuparse de la restauración. Luisa revisó numerosas viviendas en Miramar y el Vedado, pero en realidad nunca quiso salir de allí. Se decía que se negaba a hacerlo porque en un agujero abierto en el sótano, o en un espacio disimulado por una falsa pared, su familia ocultó todo un tesoro del que ella era dueña y que en cualquier momento podía recuperar.”

La casa ha sido insertada en el imaginario popular por los múltiples mitos y leyendas que ha generado a través de los años. Un supuesto suicidio, un posible nido de amor que el funcionario machadista Carlos Miguel de Céspedes construyera para su amante Esmeralda, le dieron un valor añadido a la que fuera también el hogar de Cocó de Armas y su familia hasta 1943.

El inmueble exhibe una fachada de volúmenes y formas geométricas entrelazadas. Originalmente contaba con tres plantas, ventanas abuhardilladas, torrecilla en forma de cono y techos de pendiente exagerada recubiertos por tejas americanas de color verde, elemento distintivo del mismo. Su construcción de mampostería, paredes de ladrillos y pisos de mármol, mostraba en el primer piso un portal corrido con tres frentes, jardín, sala, un hall de entrada, comedor, un salón biblioteca, baño, cocina, pantry, garaje en el sótano para cuatro máquinas, un lavadero y un cuarto de servicio.

“Todas las plantas se relacionaban entre sí por una escalera en forma de caracol mientras, los pisos principales se conectaban a través de una escalera de forma helicoidal enchapada con piezas de mármol de Carrara y baranda de hierro con pasamanos de madera”.

Impactos: 15

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × cinco =