Nuevo espacio para el cine y su estudio

La librería Gérard Philipe está abierta en el cine 23 y 12 de esta ciudad a los que necesiten indagar en la cronología del séptimo arte y acceder a valoraciones de perfil crítico

Ana Margarita Sánchez Soler
asanchez@enet.cu

El Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográficos (ICAIC) ha emprendido iniciativas múltiples para celebrar sus sesenta años de existencia, entre las actividades figuran ciclos de proyecciones cinematográficas o muestras expositivas alegóricas al cine cubano, pero también se materializó la apertura de un nuevo espacio en función de la cinematografía de todos los tiempos.

La librería Gérard Philipe fue inaugurada recientemente en el cine 23 y 12, instalación de referencia para la indagación sobre el cine; pues allí se encuentra enclavada la Cinemateca de Cuba.

Allí seguirán acudiendo estudiosos del séptimo arte y público en general interesado en materiales bibliográficos, ahora con la opción de una nueva librería, única en el país, dado su nivel de especialización.

La información concerniente al cine y los medios audiovisuales es premisa de la novedosa vitrina cuyos fondos ofrecerán a los lectores información debidamente catalogada sobre la historia del cine cubano, sus producciones, figuras cimeras y comportamiento estético conceptual a lo largo de los años.

Aunque la librería está a disposición de todo tipo de público, constituye un oasis para los especialistas e investigadores del campo cinematográfico cubano; pues el sitio concentra enormes volúmenes de datos en una misma locación.

El cine ha sido un medio de gran trascendencia en Cuba. El gusto popular por la cinematografía de la Isla ha definido al medio como uno de los más valorados. Para ello es vital el trabajo de instituciones como el propio ICAIC, la Cinemateca de Cuba o la Oficina del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

En correspondencia con la política cultural del país que persigue poner a disposición de todos el arte y el conocimiento, se ha instaurado la librería Gérard Philipe también como un homenaje a quien fuera uno de los más aclamados actores del cine francés.

Una lista numerosa de filmes de esa nación contaron con el desempeño de Philipe; entre ellos El idiota (1946), El diablo en el cuerpo (1947), Monsieur Ripois (1954), así como Rojo y Negro (1954).

La nueva librería ofrece productos utilitarios y decorativos que se apropian de la iconografía del cine cubano para recordar algunas de sus cintas emblemáticas.

La librería Gérard Philipe está abierta ya a todos los que necesiten indagar en la cronología del cine y acceder a valoraciones de perfil crítico sobre el séptimo arte. Afortunadamente el cine 23 y 12 continuará siendo un espacio por excelencia para los cinéfilos.

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × cuatro =