La música es lo mejor de mi vida

Agradecido, sonriente y orgulloso de ser cubano, así anda el reconocido compositor, guitarrista, arreglista y productor Yalil Guerra, quien radica desde 2002 en Los Ángeles

Yalil Guerra, compositor, guitarrista, arreglista y productor cubano

Por: Maggie Marín Ayarde  mmm@enet.cu

La conversación transcurrió en esta ciudad durante la nominación al Premio Cubadisco 2018 antes de que el infatigable músico conociera de igual designación por los Latin Grammy pero con la obra String Quartet No. 3 (In Memorian Ludwig Van Beethoven).

¿Regresas a la tierra con una obra sinfónica, estrenada hace sólo unas semanas, y ahora una nominación al Cubadisco 2018 en la categoría de música instrumental?

“Es algo bien hermoso y bien bonito el poder regresar a mi tierra, a La Habana, y poder compartir lo mejor de mi vida que es la música.  Es algo que he venido haciendo desde el año 2007 donde he tocado con muchos músicos como la Orquesta Solistas de La Habana y la Schola Cantorum Coralina.  Acabo de estrenar, además, en el Teatro Nacional la Sinfonía No.  1 La Palma Real con la Orquesta Sinfónica Nacional.

“Estoy muy feliz y esta nominación ha sido una sorpresa aunque no es la primera, en el año 2015 estuve con Ensamble Solistas de La Habana y  Obras para orquesta de cuerdas que también obtuvo dos nominaciones al premio Latin Grammy.

“Este año es muy bonito pues es un disco que se titula Weekend in Havana, la música de un documental que se emitió por la cadena norteamericana PBS y es un proyecto muy bonito porque contiene todo lo que yo puedo hacer musicalmente desde rumba, mambo, cha cha chá, guaguancó, guajira pero también está la parte clásica porque combino los dos mundos en el mismo disco.

“Mira que haya sido seleccionado entre tantos otros colegas que hay aquí para mí es de verdad un verdadero honor el poder estar con ellos, compartir y admirar el trabajo de los demás.

¿Sonoramente como se inscribe tu obra entre el resto de los creadores? 

“Es algo bien difícil porque siempre hay una esencia que nos une a todos.  Es una pregunta bien compleja, nadie me la había hecho.  Sonaría bien feo si yo lo diría, prefiero que sean los musicólogos y los historiadores quienes digan en qué yo sueno diferente.

“Solamente te puedo decir que en mi música popular encontrarás elementos de Cuba pero también de otras partes del mundo pues llevo muchos años radicado fuera del país y ello me ha influenciado de una manera positiva.  He tocado e interpretar otros géneros musicales que van más allá de Cuba; estamos hablando de cumbia, música mexicana, argentina, brasileña.  He tenido contacto con otros géneros musicales que influyen pero cuando hago música cubana me conecto con nuestras tradiciones y básicamente eso sucede en la parte popular.

“En lo clásico evidentemente poseo la tradición europea que fue lo que estudié inicialmente y siempre trato de traer de una forma muy sutil, muy escondida esa cubanía a la obra clásica.  Sutilmente porque no quiero que se me conozca en el mundo como un compositor de música cubana porque puse una clave y una maraca sino que primero digan: ¿Quien hizo esa música? Le gustó o no y después piensen en el autor y su país.  Entonces hago el proceso inverso, no pongo de dónde soy, hago la música y después qué pregunten, averigüen.

“Uno escucha a la música de Ravel, Bach y no encuentras nada francés o alemán que tu reconozcas, no hay un himno que tu identifiques sino que dices ¡qué música tan hermosa!, ¿quién la hizo? y eso es lo que quiero lograr con este proceso” 

¿Luego de la inserción con la Orquesta Sinfónica Nacional, qué otras conexiones realizas?

“En estos momentos acabo de terminar la pieza Afrodita, pertenece a un ciclo que inicié hace dos años y aún no lo he terminado.  La obra se llama Los dioses del Olimpo y la cuarta parte es Afrodita, una obra que grabé el mes pasado con el maestro Iván Valiente y la publiqué el 13 de setiembre por lo que se puede encontrar en youtube o facebook.  Es una obra preciosa con Ensemble Solistas de La Habana dirigido por Iván Valiente con quien trabajo hace muchos años.  Hicieron un trabajo maravilloso en la interpretación y estoy muy feliz, realmente, de poder compartir y estrenar la música con intérpretes cubanos que la hacen sonar muy bien.  Estoy muy feliz y agradecido con todos ellos”.

¿Actualmente donde está Yalil Guerra y qué hace?

“Estoy haciendo un doctorado en composición en la Universidad de Los Ángeles reconocida como UCLA.  Allí tengo una beca y a finales de este mes inicio el segundo año y al mismo tiempo impartiré clases como profesor asistente y también soy profesor de un colegio en Los Ángeles donde tengo muchos alumnos.  Produzco discos y trabajo con mi hermana, la cantante Yamila Guerra y con mis padres el dúo de Rosell y Cary.  Estoy muy ocupado, activamente trabajando, produciendo y aprendiendo que es lo más importante.

“Esta nominación es un estímulo pero tengo que seguir porque el premio final es la historia, donde te pondrá el pueblo y la gente que te acoge como suyo”.

Para finalizar, ¿qué opinión te merece el Cubadisco?

“Cubadisco para mí es muy importante para empezar porque es un premio hecho en Cuba en el cual se reconoce el talento y se registra el trabajo de muchos artistas, productores cubanos.  Me encantaría que en un futuro se expanda mucho más aún y que otros que viven en el exterior tengan acceso y compitan con todos los que están aquí.

“Yo estoy muy feliz de que este evento se haga y que Cuba y las instituciones culturales estén porque el legado de una nación es la cultura, su música.

“Aprovecho para felicitar a todos los nominados y a los que no lo están porque simplemente hacer un disco, estudiar, sentarse y hacer un proyecto es algo muy importante y por eso quiero felicitarlos a todos”.  

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.