Un fotógrafo de almas

¿Es la mujer una obra de arte? ¿O es el arte quien muchas veces se viste de la silueta de la mujer? Ambas preguntas han sido extraídas de la historiografía del arte, de la estética del artista visual quien desde tiempos antaños se ha adueñado de la imagen de la mujer para concebir su arte.
Sin embargo, aunque temática recurrente, siempre es rico visualizar construcciones y maneras de representar nuevas y propias. Así sucede con la exposición de Alberto Korda que se expone actualmente en la Fototeca de Cuba. Cristina Vives, experimentada curadora, nos presenta un rompecabezas de bellas imágenes de hermosas mujeres captadas por la cámara de este creador.

El proyecto pretende homenajear la obra de Korda en los 90 años de su nacimiento, y como ruta accidentada –en palabras de la curadora- poder entender su talento para definir la belleza que lo llevó a luego, lograr tomar las maravillosas fotos de los líderes políticos que le sucedieron.

Que veremos en la expo? Pues a otro Korda: un artista más cercano a la búsqueda de lo íntimo de la sociedad cubana. Un autor que, como igual fotografió tan magestuosamente a el Che, recorrió, estudió a la mujer en la publicidad de la revista o en el estudio privado.

Veremos rostros, cuerpos esculturales, los ojos de una niña, elementos todos que nos tocan tan profundamente que sentimos que solo puede ser la firma de un solo artista: un fotógrafo de almas.
Hasta el 20 de octubre podrá ser apreciada esta muestra en la Plaza Vieja de la Habana Vieja.

Tomado de Tribuna de La Habana

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho − diez =