¡Cómo mejora tu cuerpo cuando dejas de fumar!

Si deseas sentirte poco a poco como una persona nueva, tal como si volvieses a nacer, lee esta cronología de un ex fumador e ¡imítalo!

M.Sc. Dr. Alberto Quirantes Hernández *

Mejoría a los 20 minutos sin fumar (en sólo ⅓ de hora sin fumar)

Tu frecuencia cardiaca y la presión arterial, volverán poco a poco a niveles normales casi enseguida. Si dejas de fumar ahora, dentro de 20 minutos tu presión arterial comenzará a reducirse y a disminuir el grave peligro de esta enfermedad y de mantenerte así, llegar a cifras normales.

Mejoría a las  8 horas sin fumar (en sólo ⅓ de día sin fumar)

Después de 8 horas en adelante sin fumar,  el nivel de monóxido de carbono en la sangre empieza a disminuir a la mitad, y los niveles de oxígeno, al no estar mezclados con el humo, volverán a la normalidad.

Mejoría entre las  48 y 72 horas sin fumar (en sólo dos y tres días sin fumar)

En las primeras 48 horas, tu posibilidad de tener un infarto cardiaco comienza a disminuir. La nicotina comienza a eliminarse de tu cuerpo. Además,  lenta y agradablementre, el sentido del gusto y el olfato volverán a los niveles normales. Podrás saborear y disfrutar los olores de una forma más intensa y agradable. En 72 horas, los conductos bronquiales se habrán relajado y aumentarán tus niveles de energía.

A las 2 semanas (en sólo 14 días sin fumar)

Después de unas dos semanas, sientes como mejora tu circulación, produces menos flema y hay menos tos o silbidos en el pecho. La circulación continuará mejorando durante las próximas 10 semanas. La dependencia física a la nicotina desaparece, ¡dejas de ser un adicto!

A los 3 meses (en sólo 90 días sin fumar)

Después de varios meses de dejar de fumar, se produce una mejoría considerable y evidente en tu función pulmonar; es de forma tan evidente que eres capaz de motivarte para comenzar a practicar el deporte de tu preferencia o  una rutina de actividades físicas. Ya se ha  consolidado definitivamente tu conducta no fumadora en la vida cotidiana.

 Beneficios a largo plazo

Cuando dejas de fumar disminuyes el riesgo de cáncer y de otras enfermedades como las del corazón y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, derivadas todas ellas de los cigarrillos. Las personas que dejan de fumar, sin importar la edad, presentan un evidente menor riesgo de morir por enfermedades vinculadas con el tabaco.

Dejas de fumar a los 30 años de edad

Si dejas el tabaco alrededor de los 30 años de edad reduces en más de 90 por ciento tu probabilidad de morir prematuramente por enfermedades relacionadas con fumar. 

No importa si dejas de fumar  a los 50 o 60 años de edad

Si dejas de fumar alrededor de los 50 años de edad reduces tu riesgo de muerte prematura en más del 50 por ciento en comparación con quienes siguen fumando. Y si dejas de fumar a los 60 años, significa que viviras más tiempo que quienes han seguido fumando a esa edad.

¿Se reduce el riesgo de cáncer?

Sí, de manera absoluta. Dejar de fumar disminuye el riesgo de sufrir de un cáncer y de morir por esa enfermedad. Lleva algún tiempo después de dejar la adicción para que el riesgo de cáncer comience a descender. Pero este beneficio es progresivo desde los primeros tiempos de eliminar el tabaco y aumenta progresivamentre hasta eliminarse totalmente. Mientras más pronto abandones el tabaco, mejor para tí, para tu familia y para tu bolsillo. Recuerda que los fumadores pasivos también tienen  riesgo de padecer de cáncer sin habérselo buscado.

Factores vinculados con el riesgo de muerte en los fumadores

El riesgo de muerte prematura y la posibilidad de padecer cáncer por fumar cigarrillos depende de muchos factores, como el número de años que llevas fumando, el número de cigarrillos que fumas al día, la edad cuando comenzaste a fumar y si estabas enfermo o no cuando dejastes el tabaco. Aunque recuerda que para los fumadores como tu siempre hay riesgo y nadie sabe en que cuantía.

Si me quieres tanto, por favor ¡ No me obligues a fumar!

En todo el mundo, miles de muertes por cáncer de pulmón ocurren cada año entre adultos que no fuman, debido a la exposición al humo de tabaco en el ambiente; o sea, en los fumadores pasivos. Es causa de enfermedades y muerte prematuras en adultos no fumadores, incluidos niños. La exposición al humo de segunda mano aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas de un 25 al 30 por ciento, y causa cientos de miles de muertes cada año. Así que… ¡No lo enciendas, por favor!

 

* Master en Ciencias y Profesor Consultante

  Jefe del Servicio de Endocrinología

  Hospital Docente Dr. Salvador Allende

  La Habana – Cuba

Impactos: 27

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco + 1 =