El Ballet Nacional de Cuba regresa al escenario donde debutó hace 40 años

Los clásicos Don Quijote y Giselle son las obras que el conjunto dirigido por la prima ballerina assoluta Alicia Alonso regala al público de Washington DC

El Ballet Nacional de Cuba (BNC) regresó este martes al Centro John F. Kennedy en los Estados Unidos, la misma institución donde hace 40 años la reconocida compañía se presentó por primera vez en la nación norteña.

Los clásicos Don Quijote y Giselle son las obras que el conjunto dirigido por la prima ballerina assoluta Alicia Alonso regala al público de Washington DC desde este martes y hasta el próximo domingo, con la presencia de sus principales figuras.

Estas funciones de la compañía, con las cuales concluirá el festival Artes de Cuba: de la isla al mundo, inaugurado en el Centro Kennedy el pasado 8 de mayo, tienen como escenario la Casa de la Ópera de la imponente edificación, un espacio que tiene capacidad para más de dos mil 300 espectadores.

Don Quijote, obra del coreógrafo francés Marius Petipa que vio la luz en diciembre de 1869 en el teatro Bolshoi de Rusia, fue la primera propuesta del BNC (martes), con los protagónicos de Viengsay Valdés y Dani Hernández; y hoy tendrá en los roles principales a Grettel Morejón y Rafael Quenedit.

Con música original del austriaco Ludwig Minkus, que en esta ocasión estará a cargo de la Orquesta de la Casa de la Ópera, la pieza resulta atractiva para danzantes de todo el planeta por las posibilidades que brinda de mostrar virtuosismo.

En el caso de Valdés, ha sido invitada por compañías como la de Oporto, Portugal; Mariinsky y Kremlin, de Rusia; Washington, de Estados Unidos; Donetsk, de Ucrania; y el Ballet Concierto de Puerto Rico, para interpretar ese clásico, y lo ha representado en escenarios como las pirámides de Egipto, y el Kremlin de Moscú.

La primera bailarina del BNC ya encarnó a la joven Kitri en el Centro Kennedy en 2011, la última vez que la compañía se presentó en esa institución, y entonces el diario The Washington Post la calificó de “bailarina especial, que puede atraer a dos mil miembros de la audiencia con un movimiento rápido de sus pestañas”.

Después de los dos días dedicados a este ballet, el cual bebe de la novela El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, del español Miguel de Cervantes, los espectadores podrán disfrutar de Giselle desde el 31 de mayo hasta el 3 de junio, incluyendo una doble función el penúltimo día.

En su anuncio de estas presentaciones, el Centro Kennedy recordó que entre los muchos papeles protagónicos desempeñados por Alicia Alonso, su interpretación de Giselle es de las más famosas, mientras la obra en sí constituye una de las más perdurables de la época romántica.

La prima ballerina assoluta, quien está presente en estas jornadas, auguró en recientes declaraciones una acogida memorable en la capital estadounidense para el conjunto que dirige.

No deja de emocionarme que precisamente en este aniversario volvamos con la compañía al Centro Kennedy, el lugar donde se produjo aquel primer encuentro, que recordamos por el caluroso recibimiento ofrecido. Esta de ahora será una ocasión memorable, predijo.

Cubadebate con información de Prensa Latina

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + 1 =