Girón: La victoria (IV)

Tomada  Playa Larga el avance hacia Girón es indetenible y solo se detendrá con la derrota total del invasor

Rogelio Viera

Ya es la madrugada del día 19 de abril y las tropas del invasor fortificadas en Playa Girón comienzan a recibir los morterazos y cañonazos de nuestras baterías. Dos aviones derribados ese día confirman la participación de los Estados Unidos, pues eran piloteados por norteamericanos pertenecientes a la Guardia Nacional.

Siguiendo las órdenes dadas por Fidel Castro nuestros milicianos y soldados avanzan; ante la resistencia del enemigo fuertemente armado y bien posicionado, en la playa los combates son encarnizados. 

El buque Houston, herido, es conminado a rendirse pero continúa disparando y causando bajas a los combatientes revolucionarios. Desde un tanque el propio Comandante  en Jefe le dispara, impactándolo. Queda fuera de combate y deja al enemigo sin abastecimiento logístico.

Varias embarcaciones se mueven hacia barcazas salidas desde dos destructores norteamericanos y se indica cañonearlas y bombardearlas por la aviación, para prevenir un nuevo desembarco. Más tarde se conocería que era el enemigo huyendo. En la tarde se retiran los destructores.

Tanques y tropas se lanzan al asalto del último reducto mercenario, pero no es necesario disparar, pues han huido internándose en la Ciénaga, de donde no tienen escapatoria.  Muchos se entregan y otros son capturados. La invasión ha sido liquidada.

El Comandante en Jefe Fidel Castro emite el último parte de guerra donde da a conocer a la nación y al mundo la victoria de Cuba.

El mito de la invencibilidad del imperio quedaba roto en América; a partir de entonces los pueblos se sentirían más libres.

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + dos =