Adiós a Carmen Fiol

 

Las enseñanzas que dejó en cada alumno suyo son un modo de mantener su obra viva

 

fiol
Carmen Fiol, diseñadora y modista cubana

Ana Margarita Sánchez Soler asanchez@enet.cu
Carmen Fiol, la gran diseñadora y modista cubana, dijo adiós para siempre el pasado día 14 de este mes. La noticia despertó entre sus admiradores y discípulos sentimientos de pesar por la partida, a la vez gratitud hacia su obra.

La recuerdo hablando con una suavidad característica en ella. Pronunciaba palabras deudoras de la actividad elemental de su vida: vestir a otros.

Basada en esa experiencia profesional y humana Carmen Fiol relataba la relación suya con el arte de la costura. Aquella fue la última ocasión en que la vi. En ese momento la homenajeaban en el marco de la XVIII Feria Internacional de Artesanía (FIART-2014).

Ya su andar era menos presuroso. En cambio su mirada contenía una vivacidad admirable. No podía ser de otro modo porque hablaba de sus perspectivas respecto al diseño en Cuba. No había para ella reservas impuestas por el tiempo. Un trozo de tela e hilos con que bordar, eran motivos suficientes para comenzar otra vez.

Sabía hallar la inspiración observando al futuro dueño de cualquier prenda. A ese oficio que combina utilidad, belleza y arte entregó minuto a minuto sus días. Así forjó el procedimiento “anatómico” para aplicar en la creación textil. Las enseñanzas que dejó en cada alumno suyo son un modo de mantener su obra viva.

Figol expandió con la maestría de los diseños el interés por el buen vestir. Llevar un atuendo dejaba de ser únicamente un propósito funcional, toda vez que ella tomaba partido en el proyecto. En ello radica una clave de éxito que siempre la acompañó pues sabía hallar en su labor los matices del arte.

Entre sus logros está la aproximación a un estilo del vestir acorde con las exigencias de nuestro clima que a la vez transmitiera elegancia. Como premisa esencial figuraba exponer patrones de cubanía en las piezas. Hoy es fácil reconocer su estilo auténtico.

Por el trabajo infatigable recibió múltiples lauros y condiciones.

Fue nombrada “artesana emblemática” del Fondo Cubano de Bienes Culturales. Obtuvo la Distinción por la Cultura Nacional y el premio a la Excelencia Artesanal de la UNESCO. Decir moda y diseño en Cuba es hablar de Carmen Fiol. Las telas echarán de menos los ardides de sus manos talentosas.

 

 

Impactos: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + 15 =