¡Vivan los Maestros!

en-el-mto-al-granma
Foto: Nury Torres

Reconocen en La Habana a educadores en su noble oficio

Por Nury Torres

 

Llegaron los niños y las niñas vestidos de verde olivo y de campañistas alfabetizadores. Traían pequeñas banderitas cubanas y subieron a donde está el Yate Granma, en las afueras del Museo de la Revolución, y presenciaron una tela enorme con la imagen de Fidel Castro, exactamente en tamaño gigante, observando el acto.

La llama eterna a los héroes fue el marco de la actividad de justo reconocimiento a más de 50 educadores de la capital, y sobre todo, del municipio Patrimonio de la Humanidad: Habana Vieja, y de este, a decenas de docentes del círculo infantil Amiguitos del Comercio, del preuniversitario José Martí y de la secundaria básica Rubén Bravo, así como la primaria Carlos Manuel de Céspedes, entre otras instituciones.

En el acto se recordó el 55 aniversario de la Campaña de Alfabetización que, en sólo once meses, libró de la ignorancia a un millón de cubanos en todo el país, gracias a que en 1961 más de 70 mil alfabetizadores, impulsaron la más grande proeza cubana, y en la que se vieron involucrados, como “maestros”, hasta niños de tan sólo siete años, que ya sabían leer y escribir, y que sus padres consintieron en dejarlos participar del frenesí de enseñanza que fue exitoso, para el 22 de diciembre de ese año.

Se respiró un ambiente de vítores a los educadores cubanos, que siguen haciendo proezas y hazañas, en el diario rigor que conlleva el ejercicio del magisterio que, en Cuba contempla, los valores morales de un maestro, su ejemplo personal, sus niveles de conocimientos, a prueba constante en el aula, y su consagración.

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − siete =