Última Súper Luna naranja del 2016

super-luna-y-lluvia-de-estrellas-2016
Este fue el tercero y el último fenómeno anual asociado al satélite natural de La Tierra.

En la noche de este martes 13 brilló en el firmamento acompañada de una lluvia de estrellas. Para el próximo 21 de diciembre se espera la llegada del solsticio de invierno al hemisferio norte

 

Este fue el tercero y el último fenómeno anual asociado al satélite natural de La Tierra que alumbrará las noches cercanas a los finales del 2016.

Una información emitida por el Instituto de Geofísica y Astronomía de Cuba señala que a las 19 horas y 06 minutos, del meridiano 75 de Greenwich, (hora oficial de la República de Cuba), el lucero nocturno entró en la fase de Luna llena.

Este plenilunio se vio especialmente grande, sobre todo si lo observamos cuando se encuentre muy cerca del horizonte debido a su proximidad a la Tierra.

Medios de prensa digitales de diferentes países confirman este acontecimiento estelar y explican que el astro se observó de color anaranjado, cualidad que lo diferencia del episodio anterior.

Otro de los regalos que la naturaleza dio a la sorprendente noche del 13 de diciembre y que acompañó la llegada de la súper Luna es la lluvia de estrellas, los llamados meteoros de las Gemínidas, es decir, muchas estrellas fugaces que aparecieron por doquier en la bóveda celeste.

Sin embargo, por la coincidencia de ambos fenómenos, la visibilidad de este gran suceso pudo verse reducida, pues sólo alcanzaríamos a ver unas 12 estrellas por hora.

Asimismo, los habitantes del hemisferio norte, el próximo 21 de diciembre, estarán en presencia del día más corto del año 2016: el solsticio de invierno.

El Astro Rey, en su movimiento de traslación se ubicará en el punto más al sur, en la órbita que recorre alrededor de la Tierra.

A partir de esta fecha los días serán más cortos y las noches más largas, hasta el regreso del verano. Pero, los fenómenos siderales no terminan aquí, pues vuelven también los meteoritos, el día 22, durante la llamada “lluvia de Úrsidas”, una hermosa manera celeste de terminar el 2016.

A manera de conclusión quiero referirme a La Luna y la imaginación popular.

Al margen de las supersticiones respaldadas por la ocurrencia de este fenómeno un martes 13, al satélite de la Tierra se le atribuyen leyendas y tradiciones de carácter mágico o especial.

Se dice que la Luna influye en los cambios emocionales  del ser humano. Todo lo relacionado con el hogar y la familia está bajo su dependencia.

El ensueño y la figuración, así como una necesidad apremiante de recibir y dar afecto, también están entre las condiciones espirituales que se le atribuyen.

Muchos afirman que la fase de Luna llena es el momento indicado para las actividades que promuevan la solidaridad. Este es el tiempo de la plenitud y de dejar atrás lo concluido.

También se pronostica que los nacimientos son más probables en esta fase de la luna. Es buena época para iniciar un amor, un noviazgo o casarse.

Se cree que las plantas medicinales recogidas durante este periodo son más eficaces, así como la colecta de frutas en general. Por el contrario, durante el plenilunio no se recomienda podar árboles.

existe la creencia de que la fase de luna llena favorece la comunicación, en ella los sueños suelen ser premonitorios e influye en el incremento de la economía personal o la adquirida mediante actividades financieras.

Fuentes: Comunicado de Prensa del CITMA y del Instituto de Geofísica y Astronomía de Cuba, además de imagenes e información de INTERNET.

 

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 5 =