Acreditación de solares yermos: para continuar el ordenamiento urbanístico

solares-yermos
También es una manera de conocer quién es el responsable de que el solar esté enyerbado y se convierta en un microvertedero.

Antes del 31 de marzo de 2017 los dueños de esos terrenos baldíos deberán notificar su posesión, como una vía de evitar que en ellos el Estado construya obras sociales o viviendas

 

Por Carlos Heredia Reyes

A tono con el reordenamiento urbanístico de la capital cubana, donde se combate contra las ilegalidades en este campo y se requiere disponer de una actualización, el Estado ha solicitado a los propietarios de solares yermos, cuyo título esté sin inscripción, acreditar su condición en el Registro de la Propiedad correspondiente al municipio donde se encuentre el terreno.

Hasta el 31 de marzo de 2017 estará en vigor tal medida, que al decir de Norka Cruz Navarrete, directora de Justicia en La Habana, es importante que se conozca el dueño de cada solar para evitar reclamaciones, pues es habitual que el Estado destine parcelas a la construcción de obras sociales  o de viviendas, incluso por la propia población.

De ahí que el objetivo de la convocatoria no es que las personas se inscriban masivamente para preservar la propiedad, sino notificar su posesión, esclareció la funcionaria en conferencia de prensa.

Con vistas a la tramitación de áreas baldías y solares yermos en La Habana, se deberá presentar la propiedad que acredita al titular del terreno en cuestión y el carné de identidad.

De no acudir su propietario o apoderado en el período señalado, el espacio pasará a formar parte del patrimonio estatal, en virtud del artículo 27.2, de la Resolución Número 114 del año 2007, de la ministra de Justicia, en concordancia con el Artículo 15 de la Constitución de la República de Cuba, como también alertó  Juan Miguel Herrera, director provincial de Planificación Física.

El asunto ha pasado por diversas etapas y normativas. Recuerdo cuando en la década del 90 en zonas  de alta significación para el turismo, como La Habana Vieja, dejaron de autorizarse cesiones de solares yermos y azoteas para la construcción o ampliación  de viviendas, sin previa determinación de la Dirección Municipal de Arquitectura y Urbanismo de esa localidad, oído el parecer de la Oficina del Historiador

Las viviendas, las habitaciones y locales que queden desocupados y disponibles a favor del Estado en la zona, decía entonces una resolución conjunta de varios organismos, serán entregados directamente a la Oficina del Historiador, la cual  dispondrá de ellos, acorde con las regulaciones establecidas para estos casos, con el fin de lograr la reubicación y mejoras de las condiciones habitacionales de la población, la restauración y conservación del patrimonio, el desarrollo turístico de la zona, y la satisfacción de los servicios sociales de la población.

Hoy las condiciones y legislaciones son otras, pero no deja de tener razón el Estado cuando pide a los dueños de solares yermos acreditar la titularidad, como una vía de evitar el uso o destino de ese terreno baldío hacia obras sociales, cuando no es su propietario.

Pero también es una manera de conocer quién es el responsable de que tal o mas cual solar esté enyerbado o, peor aún, se convierta en un microvertedero, en momentos que la batalla antivectorial y por mantener la higiene ambiental, deviene prioridad en aras de la salud del pueblo.

Inspecciones de los departamentos municipales o provincial de Higiene y Epidemiología han detectado violaciones en este sentido en no pocos solares yermos, tanto del Estado como de personas naturales.

Expresión de la importancia del tema en cuestión se vio cuando en julio del 2016, en el Séptimo Período Ordinario de Sesiones de  la Asamblea Nacional del Poder Popular, los diputados de su comisión de Industria, Construcción y Energía pasaron revista a los resultados del control y fiscalización al Programa de la Vivienda en el país.

Ese grupo permanente de trabajo evaluó además,  el cumplimiento de las disposiciones sobre la asignación de parcelas y solares yermos estatales para la construcción de viviendas por esfuerzo propio.

Juan Miguel Herrera, director provincial de Planificación Física en La Habana, explicó en conferencia de prensa que el propósito de notificar su posesión por los dueños particulares no es expropiar a nadie, sino conocer la cantidad de solares con los que cuenta el Gobierno, a tono con el proceso de reordenamiento urbanístico de la provincia.

Asimismo, Herrera recordó que también  resulta una violación poseer una vivienda en una parcela estatal, y por tanto se aplicarán las medidas pertinentes en cada caso.

 

Fuentes consultadas:

http://www.acn.cu/cuba/22401-deberan-acreditar-propiedades-de-solares-yermos-en-la-habana

www.radiococo.icrt.cu/noticias/capitalinas/areas-baldias-solares-yermos-la-habana/

http://www.planmaestro.ohc.cu/recursos/papel/documentos/resolucion-conjunta.pdf

http://www.granma.cu/cartas/2016-04-21/la-direccion-provincial-de-servicios-comunales-de-la-habana-responde

http://www.radiohc.cu/noticias/nacionales/98866-a-partir-del-lunes-debates-de-los-diputados-cubanos

 

Impactos: 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 − tres =