Los anuncios de cigarrillos electrónicos

noname

En nuestro país no se comercializan, fabrican o promueven los cigarrillos electrónicos para bien de toda nuestra población

 

Por M.Sc. Dr. Alberto Quirantes Hernández *

Los cigarrillos electrónicos también son conocidos como eCig, eCigarro, eCigarrillo, eCigar o simplemente como “vaporizador electrónico”. Su objetivo es simular el consumo del tabaco original.

Es una especie de equipo para transformar en vapor determinadas soluciones líquidas. Puede liberar tan solo aromas, como menta o chocolate, o también incluye nicotina.  Su diseño es de forma similar a los cigarrillos o puros.

ANUNCIOS PELIGROSOS

Mientras más cantidad de anuncios de cigarrillos electrónicos ven los estudiantes de escuela intermedia y secundaria, más propensos son a usar estos dispositivos.

En una investigación realizada por la Oficina de Tabaquismo y Salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos y publicado en la revista Pediatrics, se halló  que el consumo de cigarrillos electrónicos por parte de los estudiantes de secundaria en ese país, aumentó del 1.5 por ciento en 2011 a más del 13 por ciento en 2014.

El uso de cigarrillos electrónicos por parte de los estudiantes de intermedia aumentó del 0.6 por ciento a casi el 4 por ciento en ese mismo  período de tiempo.

ESOS PELIGROSOS ANUNCIOS

En esa misma etapa, desde el  2011 al 2014, el gasto estimado en anuncios de cigarrillos electrónicos aumentó de 6.4 millones de dólares a 115 millones de dólares al año.

Se comprueba una relación directa entre la cantidad de anuncios y el número de usuarios de este invento, bueno para nada.

YA FUERON PROHIBIDOS

En Estados Unidos se prohibieron los anuncios de cigarrillos tradicionales en 1971, pero los de cigarrillos electrónicos aun no están regulados por el gobierno federal.

Muchos expertos se encuentran preocupados.  Los cigarrillos electrónicos pueden ser un  producto “de entrada” a la adicción de fumar.

Los dispositivos electrónicos con nicotina tienen el potencial de causar daño, propiciar la adicción a la nicotina y al consumo de cigarrillos tradicionales.

Muchas personas sensatas solicitan la regulación y limitación de los anuncios de estos dispositivos, particularmente aquellos dirigidos a los jóvenes.

Según los resultados de la investigación, los niños de escuela intermedia que afirmaron que veían con mucha frecuencia anuncios de productos donde “se vapean” tenían el triple de probabilidades de adquirir el hábito, frente a los niños de edad similar que “rara vez” veían los anuncios.

En nuestro país no se comercializan, fabrican o promueven los cigarrillos electrónicos para bien de toda nuestra población.

En los territorios donde se utilizan, no solo se debe restringir los anuncios de estos productos, sino también de regular sus ingredientes y sus procesos de fabricación, para evitar su exposición a los jóvenes y a cualquier otra persona.

 

* Master en Ciencias y Profesor Consultante

Jefe del Servicio de Endocrinología

Hospital Docente Dr. Salvador Allende

La Habana – Cuba

 

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seis + 20 =