Tren de Hershey: una vía de transporte y de turismo cultural

tren-hershey
El tren de Casablanca-Hershey-Matanzas atraviesa regiones de gran belleza paisajística.

Cuando comenzó el funcionamiento de este ferrocarril, el tren contaba con 17 coches, construidos en 1917 en Pensilvania, y de los cuales aún quedan tres

 

Por Carlos Heredia Reyes

Algunos se lamentan cuánto demora el viaje, otros disfrutan de ese hermoso paisaje natural entre Matanzas y La Habana, y muchos lo ven como su “salvación” en esas horas o días que se dificulta enormemente el transporte de pasajeros.

Lo cierto que a pesar de sus tantas décadas de explotación el tren de la línea Casablanca-Hershey-Matanzas, la única electrificada del país y con un carácter histórico, sigue dando servicios y la población que a diario se beneficia, lo agradece mucho.

El poblado de Hershey hoy pertenece al municipio mayabequense  de Santa Cruz del Norte, y debe su nombre al señor Milton Snavely Hershey (1857- 1945), un norteamericano emprendedor confitero, filántropo y fundador de varias compañías, quien vio la oportunidad de invertir en el entonces próspero negocio de la caña de azúcar.

En 1916 se acometen en la zona las primeras obras civiles que consistieron en barracones o albergues de obreros y una casa de visitas. Un año después fueron ocupadas las primeras viviendas para trabajadores, se funden los cimientos de la industria y circula la primera locomotora de vapor. Hacia 1918 continúa el crecimiento del batey, se termina el ingenio y se construye el patio de ferrocarriles.

Con la primera molienda (1919-1920), comienza el servicio público del tren eléctrico de Hershey, único de su tipo en Cuba y que sirvió como puente de unión entre Casablanca (La Habana) y Matanzas. Incluso hasta el año 1957, en que se inaugura el Túnel de la Bahía, se empleaba para visitar el poblado pesquero de Cojímar.

Cuentan investigadores que cuando fue construido este ferrocarril, el tren contaba con 17 coches, construidos en 1917 en Pensilvania, y de los cuales aún quedan tres. Tanto estos como la línea han recibido reparaciones, para hacer más rápido y cómodo el viaje.

Cuba fue uno de los primeros países en el mundo en poseer ese medio de transporte, pero debido en gran medida al bloqueo estadounidense esta rama sufrió un estancamiento en su desarrollo, que lo ha distanciado considerablemente de los estándares europeos o norteamericanos.

A ello se le suman los problemas subjetivos que gravitan en la calidad del servicio a la población, evidenciados en impuntualidades en las salidas, en indisciplinas sociales a bordo, en la falta de una mejor higiene en los propios coches y en las terminales de trenes, por citar algunas  deficiencias, denunciadas en los propios medios locales.

Con todo, es un medio de transporte que enlaza la gran mayoría de las ciudades y pueblos de la isla y que en las distancias largas resulta más económico y cómodo que el ómnibus.

Pero volviendo al tren de Casablanca-Hershey-Matanzas, recordemos que atraviesa regiones de gran belleza paisajística, por lo que es una buena opción en un viaje de la capital a esa otra provincia del occidente, que cobija uno de los destinos turísticos de mayor atracción del mundo: Varadero, aunque también muchas personas lo toman para llegar a las bases de campismo y playas del litoral norte de Mayabeque.

Por tanto, el servicio del tren eléctrico pudiera constituir no solo una vía de transporte para miles de personas sino también una fuente de turismo cultural porque a través de todo su recorrido se puede apreciar un paisaje muy hermoso y pintoresco, y constatar el pasado y el presente de la industria azucarera, un patrimonio del cual enorgullecernos.

 

Impactos: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × cinco =