Homenaje imprescindible al cine cubano

Tomás Gutiérrez Alea

Tomás Gutiérrez Alea, volver sobre mis pasos, es un libro de excepcional valía dedicado a la vida y obra del popular y prestigioso director de cine

 

Por Ana Margarita Sánchez Soler  asanchez@enet.cu

Tomás Gutiérrez Alea, volver sobre mis pasos es un libro de excepcional valía dedicado a la vida y la obra del popular y prestigioso director de cine cubano.

Publicado por Ediciones Unión y con una cuidadosa selección de Mirtha Ibarra, el volumen de 390 páginas concentra rica documentación epistolar basada en la correspondencia mantenida por Titón, como fue conocido por todos, con amigos, funcionarios, intelectuales cubanos y del exterior durante décadas de fructífero intercambio personal y profesional.

Entre los destinatarios de estas cartas destacan eminentes personalidades de la cultura cubana e internacional como Alfredo Guevara, Cesare Zavattini, Carlos Saura, Sergio Vejar, entre otros receptores de indudable interés por el alcance humano de las vivencias reflejadas en textos devenidos hoy piezas claves para una mejor comprensión de los retos y avatares en que se desenvolvió la cultura cubana y sus instituciones por décadas en el campo de la creación artístico-literaria.

Oportunas son las palabras introductorias del libro a cargo de Juan Antonio García Borrero. En ellas se traza un valioso perfil de la personalidad de Alea como ser humano e intelectual revolucionario comprometido con el cine de Nuestra América y de Cuba, siempre desde una óptica de enfrentamiento y lucha por su desarrollo y consagración.

Una galería de imágenes complementa el conjunto documental con instantáneas perdurables que evidencian el paso de Titón por el cine cubano junto a sus mejores amigos y colaboradores.

En palabras de Juan Antonio García Borrero, “Titón me confirma que la grandeza de estos hombres, (incluyéndolo a él) está en el estímulo que inculcan en los otros para entender que la vida no será jamás un depósito frío de desenlaces ya asumidos por la opinión colectiva: cada hombre lleva en sí la oportunidad de superarse y encontrar metas inéditas, cumpliendo así con el imperativo martiano: ´el primer deber de un hombre es pensar en sí mismo”.

 

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 + 14 =