La Habana: salud vs Aedes

fumigacion
De lo que se trata es lograr con la prevención, el saneamiento y una sólida campaña antivectorial, efectividad permanente en el enfrentamiento al dañino insecto

Contra el dañino mosquito se intensifican las acciones y se trazan estrategias en la capital cubana con la colaboración y esfuerzo de entidades, organizaciones y pobladores

 

Por Inés María Miranda      inesm@enet.cu

Jornadas de ajetreo por el saneamiento de la ciudad se intensifican en La Habana, luego del llamado del presidente cubano, General de Ejército Raúl Castro Ruz de aunar esfuerzos todos en el país para, desde la prevención, evitar la entrada y proliferación del virus del zika en territorio nacional.

A partir de entonces, y para hacer más efectivo el enfrentamiento contra los mosquitos del tipo Aedes, transmisores de esa y otras enfermedades como la fiebre amarilla, el dengue y el chicunguya, se han diseñado estrategias en y desde las comunidades, centros laborales y estudiantiles, con la imprescindible colaboración de las organizaciones políticas y de masas y de otros factores, así como también el apoyo inestimable de las Fuerzas Armadas Revolucionarias involucradas directamente en esta batalla por la salud del pueblo.

En la capital cubana, aprovechando todas sus potencialidades y la experiencia adquirida en años de sostenida campaña antivectorial, se puede lograr mucho más en esa dirección, a juicio de las autoridades sanitarias. Sin embargo, ya es palpable lo que en materia de saneamiento se ha ido venciendo, después de la exhortación del Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba.

También con el apoyo y compromiso de los Organismos de la Administración Central del Estado, inmersos igualmente en la ardua tarea preventiva. Entre ellos y por su objeto social destaca el sector hidráulico, cuyas entidades tienen la responsabilidad de dar solución a las pérdidas del vital líquido en redes y conductoras, vertimientos de aguas albañales y otros problemas del sistema de alcantarillado.

En ese empeño y con su experiencia de 15 años de gestión, que extiende con su ampliación desde inicios del actual año a todos los municipios de la capital, la empresa mixta cubana-española Aguas de La Habana y el grupo constructor de la Administración Provincial del Poder Popular (Gecal) tienen la responsabilidad de dar respuesta en la ciudad a los problemas de saneamiento.

Vecinos de diferentes localidades capitalinas han sido testigos en los últimos días, del denodado esfuerzo de trabajadores de esas dos entidades que durante horas e incluso en la extensión de la noche han dado solución a complejas roturas de tuberías, que tuvieron negativo impacto en la salud ambiental y por ende de la población.

De lo que se trata es lograr con la prevención, el saneamiento y una sólida campaña antivectorial, efectividad permanente en el enfrentamiento al dañino insecto que ya socava la salud global con la transmisión de enfermedades mortales.

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − diecisiete =