Cuba por una amplia cobertura y detección temprana del VIH/SIDA

Cuba-VIH
Todas las personas que requieren procedimiento antirretroviral, lo reciben de manera gratuita.

El sistema de Salud Pública cubana ha creado desde hace varios años un programa nacional para prestar especial atención a las personas portadoras de cualquier enfermedad de transmisión sexual

 

Por Carlos Heredia Reyes

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) son aquellas que se propagan por medio de las relaciones sexuales, se incrementan en todo el mundo y pueden ser causadas por hongos, parásitos, bacterias y virus, provocando esterilidad, embarazo ectópico, cáncer genital y en el peor de los casos la muerte, así como otros daños colaterales a la salud humana.

Diversas organizaciones internacionales, preocupadas por el creciente número de contagiados de SIDA y por otras enfermedades de transmisión sexual, han lanzado variadas campañas encaminadas a revertir la situación.

Naciones Unidas, por ejemplo, ha creado una agencia especializada en el estudio, el impacto y el enfrentamiento al virus, que apuesta, fundamentalmente, por la educación como el mejor camino para combatirlo.

El uso adecuado del preservativo, la estabilidad de la pareja y una fluida comunicación, entre otros, constituyen los principales pilares para ser una persona cero negativa, afirman los expertos y así lo corroboran las estadísticas.

El trabajo preventivo con los jóvenes debe ser constante y superlativo, enfocado a la formación de conductas sexuales responsables, y la supresión de ciertos estereotipos resultado de una cultura patriarcal.

La familia constituye un elemento fundamental en la transmisión de conocimientos, costumbres y creencias de una generación a otra, por lo que el tema de las infecciones de transmisión sexual debe abordarse con claridad en el seno del hogar.

Como la manera más confiable de disminuir el riesgo de contraerlas, los profesionales de la salud sugieren un sexo seguro (uso de condones), aunque ello tampoco puede considerarse una protección absoluta.

Vías de transmisión son asimismo las transfusiones de sangre y otros derivados de esta, al compartirse agujas de inyección (como en las drogas) o agujas de tatuaje, al pincharse el personal médico durante los procedimientos asistenciales, entre otros.

Cuba se caracteriza por su amplia cobertura y detección temprana del VIH/SIDA. Según fuentes del Ministerio de Salud Pública, aun cuando cada año en el país se diagnostican nuevos casos, la epidemia mantiene una baja prevalencia, la menor de América Latina y el Caribe.

A pesar de ser una nación en vías de desarrollo, todos sus pacientes reciben gratuitamente tratamiento con los antirretrovirales, de producción nacional, lo que ha permitido disminuir la mortalidad.

Varios avances facultativos y humanos distinguen a la Mayor de Las Antillas en su constante lucha contra esta epidemia, batalla en la que no solo participan las autoridades sanitarias sino la sociedad en su conjunto, incluidos los medios de comunicación, la escuela, la familia, el barrio, las organizaciones de masas.

Las consejerías anónimas -servicio especializado que funciona en cada una de las provincias del país- tienen un papel decisivo en la educación sexual de la población, y el apoyo a quienes resultan seropositivos al VIH.

Su trabajo se centra en ofrecer información especializada y personalizada, ayuda psicológica, emocional, y, en caso de ser necesario, agiliza la aplicación de la prueba rápida de detección del virus.

Asimismo, todas las personas que requieren procedimiento antirretroviral, lo reciben de manera gratuita y sistemática, en cualquiera de las unidades médicas que ofrecen este servicio en Cuba.

Gracias al accionar del país, las vías de transmisión sanguínea y materno-infantil, han sido eliminadas como problemas de salud, siendo la sexual la predominante.

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + nueve =