Cinemateca de Cuba pretende recuperación de sus principios fundacionales

Cinemateca-de-Cuba-580x401
Cine 23 y 12, sede de la Cinemateca. Foto: Anabel Díaz.

Gracias a la gestión de Iván Giroud, director del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, en diciembre pasado se inauguró el equipamiento de digitalización más moderno de su tipo en Cuba

 

Escrito por Luciano Castillo

Si durante 2015, conmemorativo de su aniversario 55, la Cinemateca de Cuba no se propuso entre sus múltiples planes digitalizar su patrimonio en la renovada sede, el cine capitalino 23 y 12, gracias a la gestión de Iván Giroud, director del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, en diciembre pasado se inauguró el equipamiento más moderno de su tipo en Cuba, por la contribución del Istituto Luce Cinecittà y la Dirección General de Cinematografía del Ministerio de Bienes y Actividades Culturales de la República Italiana, con la colaboración de la Fondazione Ente dello Spettacolo.

Paralelo a su fase de reorganización interna, la Cinemateca pretende la recuperación de sus principios fundacionales de atesorar todo el cine cubano y no solo la producción del Icaic. En tal sentido, incentivó el convenio de restauración de dos importantes filmes de Tomás Gutiérrez Alea: Una pelea cubana contra los demonios y Los sobrevivientes, que ya se acomete en la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood.

Contactos con la Cinemateca de Bologna, consagrada a la restauración del patrimonio fílmico mundial y la formación de especialistas en el tema, se avizoran muy pronto por su interés en ayudar en este empeño impostergable.

Con una periodicidad mensual el Cine Club Orson Welles —coauspiciado con la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica—, ofrece importantes estrenos en la Isla mientras que en el espacio Joris Ivens, Antonio Mazón, crítico y programador de la Cinemateca, presenta notorios documentales internacionales.

Ojeada al cine cubano continúa cada martes su rememoración de la historia de la cinematografía criolla con la presencia de cineastas e intérpretes de los títulos programados y para el periodo febrero-abril anuncia el ciclo Otras miradas a la década prodigiosa de los sesenta, conformado por filmes de ficción y documentales no demasiado conocidos.

La presencia del gran cineasta iraní Abbas Kiarostami para inaugurar una retrospectiva de su obra fue la primera visita de un conjunto de relevantes figuras del cine contemporáneo. Para los próximos meses se anuncian a la japonesa Naomi Kawase y el ruso Serguei Lotnitsa. El 18 Festival de Cine Francés reserva varias sorpresas, al tiempo que se valora la realización en un futuro cercano de un Festival de Cine Italiano de gran envergadura.

Terminar la remodelación del cine 23 y 12 —con su lumínico ya restablecido por el aporte del artista de la plástica Kadir—, es un propósito cardinal de la Cinemateca. Incluye el Café Buñuel (en colaboración con la Egrem), la librería Gérard Philipe, primera de su tipo en Cuba es­pecializada en cine (por la Distribuidora Nacional de Películas Icaic y la Cinemateca Francesa), y el acondicionamiento de su galería expositiva y de una pequeña sala de proyecciones con el apoyo del Ministerio de Cultura.

La apertura de la mediateca Héctor García Mesa, recuperar el programa Cinemateca en TV y reanimar el viejo sueño de contar con un museo del cine son otros proyectos en distintas fases. Se añaden varios libros coordinados con las editoriales La Palma, de España, Bitácora del cine cubano, en tres tomos y El cartel cubano llama dos veces; con Letras Cubanas, 50 años de cine cubano: 1959-2008; con Oriente, Coordenadas del Cine Cubano 4 y El nacimiento de una pasión, así como El cine en Cuba 1897-2014, de María E. Douglas y con Ediciones La Memoria del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, Los días de Manuel Octavio Gómez, de Jorge Calderón).

Institución y referente decisivo en el programa de fomento de la cultura audiovisual, la Cinemateca de Cuba prestará especial atención al rediseño de la programación de la Cinemateca infantil y juvenil, por su incidencia en la formación de los nuevos espectadores de hoy y de mañana.

Tomado de Granma

Impactos: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro + cinco =