Canal Habana, más azules tras 10 años

Logotipo del canal Habana. Imagen tomada de Internet
Un canal joven, diverso y creativo

Temas, prácticas artísticas y sujetos creadores desatendidos, o no tan recurrentes en otros espacios de la televisión nacional, encuentran un espacio en la pequeña pantalla azul e industrialista

 

Escrito por Ortelio Rodríguez Alba

alba@bellasartes.co.cu

“La capital de todos los cubanos” cuenta con un canal joven, diverso y creativo. Su alcance, que solo llegaba a unos pocos municipios de la ciudad, ha cambiado gracias a la trasmisión digital y la conocida “cajita”, ampliando el marco de recepción desde oriente hasta occidente.

El eslogan de sus trabajadores no ha sido modificado, pero durante estos días ellos se autoproclaman “10 veces más azules que nunca”. El Canal Habana arriba al décimo aniversario con júbilo y notable aceptación del público. Nació en el primer mes de 2006 para irrumpir en la pequeña pantalla con frescura y renovada visualidad, compromiso que le aguarda como obra cultural y que ha elegido al emplazarse en los predios de la otrora Unión Radio Televisión, desde donde saliera al aire, por primera vez, la señal televisiva en nuestro país, referente con el que emulará siempre.

CHTV precedió a la actual estación de la capital que asume a muchos profesionales, incluyendo, presentadores del antiguo telecentro. Se han sumado a ese colectivo una hornada de comunicadores jóvenes, estudiantes y egresados del Instituto Superior de Diseño Industrial, la Facultad de Periodismo…, cualificando de manera notoria la imagen, identidad y proyección del canal. Ello resulta visible en spot promocionales de bien público y la cobertura de eventos culturales en la urbe, además en la realización de programas con un desarrollo creativo matizado por la espontaneidad de sus conductores.

Variados espacios contempla la cadena local según las necesidades e intereses del público, vínculo palpable en la programación, gracias al diálogo audiencia-realizadores por medio del Centro de Investigaciones Sociales del ICRT. Informativos, musicales, series dramatizadas, deportivos y opciones fílmicas pueden ser vistos cada día de emisión y la mayoría expone (o intenta acercarse apreciablemente) a preferencias y gustos plurales de los receptores.

Temas, prácticas artísticas y sujetos creadores algo desatendidos, o no tan recurrentes en otros espacios de la televisión nacional, encuentran un programa en la pequeña pantalla azul e industrialista. Ejemplo de lo anterior son Entre manos (trova cubana), D Diseño (diseños gráfico e industrial), Triángulo de la confianza (reflexión sobre problemáticas del sujeto y la sociedad cubana), Música del mundo (videos clip, sonoridades y regiones inusuales en la hegemonía musical), X Distante (animado manga) y Como me lo contaron ahí va, ojalá sea retomado, (repaso atractivo y motivador sobre trascendentes personalidades y sucesos históricos).

Una década son solo el inicio de cualquier obra humana. Esfuerzo, sacrificios y amor, seguro la han marcado durante ese tiempo, pero resta más para mostrar y vivir. Si a ello se le suman placer, agradecimiento y evolución, seguro que el canal Habana, desde “la capital de todos los cubanos”, subirá su tono azul por varios decenios más.

Impactos: 7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × dos =