Mayor rigor ante la COVID-19 y atender la alimentación del pueblo

Foto: Ricardo Gómez

A mayor rigor e integralidad en los análisis durante la actual etapa ante la COVID-19 llamó este lunes el Consejo de Defensa Provincial (CDP) de La Habana, el cual también dedicó amplios debates a la necesidad de mantener ofertas estables de alimentos al pueblo y con precios justos.

Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del órgano, y Reinaldo García Zapata, vicepresidente, exigieron a quienes atienden el enfrentamiento directo a la pandemia a esforzarse más y evitar descuidos para mantener resultados loables, como hasta ahora muestra la capital.

Explicaron que el examen hoy de cada caso debe ser más profundo e integral, porque cuentan con la experiencia para hacerlo.

En el encuentro conocieron un informe sobre visitas realizadas por la Dirección Provincial de Salud a controles de focos de varios municipios donde detectaron fisuras con la vigilancia clínica de contactos de viajeros recientemente llegados al país y algunas demoras en entregar resultados de los PCR, aunque de manera general hay avances en cuanto al cumplimiento del protocolo médico.

Foto: Ricardo Gómez

Profundos intercambios estuvieron relacionados con la importancia de garantizar la venta a precios justos de viandas, hortalizas, frutas, cárnicos y otros renglones en mercados estatales, arrendados, puntos de ventas, carretilleros y otras formas de comercialización.

Las autoridades del CDP indicaron que los precios topados hoy son una media que tiene en cuenta los establecidos por la oferta y demanda y los salarios de los trabajadores, por lo que los consideran justos y nunca debe permitirse que sean violados.

En tal sentido orientaron concentrarse en inspecciones a los lugares donde expenden estos productos y de manera particular exigieron tomar medidas con quienes decidan cerrar los puntos de venta, porque “son tiempos de lealtad, de juntarse, de cumplir con lo establecido”; puntualizó Torres Iríbar.

En la reunión informaron que durante sábado y domingo realizaron 171 acciones de control y detectaron deficiencias en 20 centros y violaciones en seis, sitios donde aplicaron siete medidas administrativas.

Además visitaron 305 puntos de venta; 27 de oferta y demanda; y numerosas cafeterías estatales, de trabajadores por cuenta propia y carretilleros.

En total impusieron 699 multas, hicieron tres denuncias, 10 decomisos y retiraron 60 licencia, mayormente a los carretilleros. Lo que más predominó fueron violaciones de precios y normas.

Situación epidemiológica

Foto: Ricardo Gómez

Ante la COVID-19 en la jornada anterior procesaron cinco mil 62 muestras y 13 resultaron positivas. De ellos 12 cubanos y un extranjero de nacionalidad rusa. Cuatro son autóctonos; y nueve importados, de los cuales cinco de Estados Unidos, tres de México y uno de Ecuador.

Los cuatro casos autóctonos corresponden dos al municipio Cerro, mientas Centro Habana y Cotorro tienen uno cada uno.

La tasa de incidencia disminuye en los últimos 15 días. Ahora es de 1.08 casos por cada 100 mil habitantes. Se cumple con el indicador para la aún no declarada nueva normalidad.

En la provincia acumulan 67 controles de focos activos de casos confirmados. Todos con medidas de refuerzo. De los 67, están relacionados con viajeros 65.

En el día,ç abrieron 11 focos en los municipios Plaza, Centro Habana, Habana del Este, Guanabacoa, Cerro, Boyeros y Cotorro, con uno cada uno; mientras en San Miguel del Padrón y La Lisa fueron dos. No cerraron controles de foco.

Ingresaron en hospitales 80 pacientes en la jornada y egresaron 37, de ellos cinco recuperados.

amss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + doce =