Presencia eterna de Fidel en su escalinata

Foto: Ricardo Gómez

A cuatro años de su partida a la inmortalidad, regresó Fidel este 25 de noviembre a su escalinata. A esos escalones de la Universidad de La Habana que cada día besan los pies de quienes profundizan la huella eterna del Comandante en Jefe.

La temperatura de la noche fue muy similar a la del año anterior y al que lo antecedió; una brisa constante, la luna amplia en el centro del cielo, la antesala del invierno…

Allí están sus jóvenes, esta vez sentados, algo distanciados y protegidos ante la COVID-19: gritan, cantan: “Yo soy Fidel”.

Las máximas autoridades del país y de la provincia asisten a la velada, encabezadas por Miguel Díaz Canel Bermúdez, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República; además de Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial capitalino.

José Ángel Fernández Castañeda, presidente nacional de la Federación Estudiantil Universitaria, recordó las múltiples obras, lugares y momentos que cada jornada reafirman la presencia del líder histórico de la Revolución y su vínculo permanente con las nuevas generaciones.

Foto: Ricardo Gómez

La trovadora Marta Campos interpretó, acompañada por una guitarra triste, el tema A Fidel; el joven trovador Adrián Berazaín entonó Por encima de lo conocido; y los niños que integran el Coro Cascabelito cantaron Eres tú, Fidel.

La historia del hombre que alzó su corazón, lo agitó en el aire y lo repartió entre la gente, fue recordada por la Maestra Corina Mestre con el poema Fidel, de Juan Gelman; y también por los repentistas Héctor y Aramís, quienes dijeron en sus décimas que el eterno universitario no se ha quitado las botas.

La Compañía Danzaria mostró entre músculos, movimientos y música cómo Un hombre se levanta; y Obbini Batá llevó a la rumba La maza, de Silvio Rodríguez.

¡Viva Fidel!, gritó el trovador Raúl Torres que regresó con aquel tema inmortalizado hace cuatro años: Cabalgando con Fidel.

Aquí estamos y permaneceremos siempre los agradecidos, Comandante, acompañando tu cabalgata sempiterna, desbrozando montes, creando senderos, siguiendo tu huella.

Foto: Ricardo Gómez

amss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 2 =