El Jardín Zoológico de La Habana, más conocido como zoológico de 26, acelera sus acciones organizativas, y ofertas recreativas, educativas y culturales para la apertura del parque en la primera fase de la recuperación pos covid-19.

Para la reapertura de los servicios, se pone en práctica la estrategia encaminada a garantizar el cumplimiento de las medidas higiénicas sanitarias durante el disfrute del público visitante, que tiene entre sus principales elementos la limitación del acceso al parque, de manera que coincidan en sus áreas unas dos mil personas, dijo Raúl Lora, director general del centro recreativo.

Raúl Lora, director de esta emblemática isntalación capitalina que es el Zoológico de 26 Foto: Gabriel Valdés Valdés

En esta etapa se realizaran actividades de educación ambiental, siempre con capacidades reducidas para evitar aglomeración de visitantes. Entre ellas, recorridos guiados por el Jardín Zoológico de La Habana, con grupos de hasta diez personas y visitas guiadas por el zoo museo, con cinco personas cada 20 minutos, y cumpliendo las medidas higiénicas sanitarias.

A su vez, se realizarán talleres educativos en las áreas abiertas del zoológico, con una matrícula máxima de 15 niños; charlas educativas con piezas taxidermiadas del zoo museo; pinta calles y concursos de dibujos con temas medioambientales, participación en juegos de ajedrez y damas, con el distanciamiento requerido; celebración de cumpleaños a los animales (chimpancés) y del Día Mundial de los Leones (10 de agosto), así como servicios de fotografía con animales vivos de la colección.

Según se informó, durante la pos pandemia, reducirán el servicio de los trabajadores por cuenta propia, garantizando el mayor aislamiento del público visitante, manteniendo en esta primera etapa solo algunas de sus ofertas recreativas.

Foto: Gabriel Valdés Valdés

Tampoco se realizarán contrataciones para cumpleaños, para evitar aglomeraciones de personas, ni los servicios de anfiteatro y el alquiler de locales para actividades. A partir del tránsito por las fases de recuperación, se evaluará oportunamente las funciones gratuitas para niños en áreas abiertas, mientras que en lugar de los artistas contratados, se presentarán proyectos comunitarios y artistas aficionados.

Los programas a desarrollar por el Día de los Niños (tercer domingo de julio), los días de la Rebeldía Nacional, del 25 al 27 de julio, el de las Juventudes (12 de julio), el 13 de agosto, en conmemoración del aniversario del natalicio del Comandante en Jefe Fidel Castro y el cierre del verano, se evaluarán según las posibilidades de desarrollar las actividades.

Durante la estancia del público en la instalación, se utilizará el audio para emitir mensajes educativos y medidas higiénicas sanitarias a cumplir por los visitantes.

Foto: Gabriel Valdés Valdés

Para los servicios gastronómicos, en todas las áreas del zoológico se utilizará la mayor cantidad de puntos de ventas y cafeterías posibles, adoptando medidas organizativas que contribuyan a evitar aglomeraciones y largas colas. Las ofertas estarán en dependencia de la disponibilidad de los recursos que entreguen los proveedores.

Durante la etapa de cierre al público, indicó Rebeca Barrueta, en el parque se desarrollaron acciones de mejoras en los exhibidores, labores de higienización, poda y tala de árboles, chapea y otras dirigidas al bienestar animal y a la reparación de las redes para la recirculación del agua en los cuatro lagos.

Tomado de Tribuna de La Habana

odh