La huella que dejó Retamar

Suele ser el tiempo una calificación cultural para avivar a la memoria de estados emotivos. Una razón para pensar a Retamar como huella de autenticidad e intimidad en lo mejor del pensamiento cultural cubano y latinoamericano.

Conocido por muchos habaneros como «Maestro de las ideas» es Roberto Fernández Retamar un ensayista y poeta de lo más importante para avizorar en el panorama del pensamiento crítico actual.

Quizás como pocos supo ahondar en la nueva producción artística y literaria con manos sutiles, en una suerte de bordado artificioso de la idea, casi como pincel cuando dibuja paso a paso los trazos de las manos.

La sutileza literaria de este intelectual se convierte en referencia de las actuales prácticas del neocolonialismo cultural que hegemoniza símbolos y saberes como mismo fetiches mercantiles.

Fredric Jameson lo catalogó como un acucioso del sentimiento latinoamericano y caribeño, al punto de inferir, que en su obra se evidenciaba lo que estaba y no era como si fuese un locus de lo que es.

Quizás porque en sus lecturas se pueden hallar simbiosis profundas en cuanto a poesía y política como mismo cultura y ser humano o crítica y osadía.

Su particular modo de escribir los ensayos como Calibán y Buena suerte viviendo nos acercan a los dilemas humanistas y culturales de un testimonio que busca en el interior de las causas más controversiales del pensamiento y la praxis. Una oportunidad que experimenté al compartir varios espacios de diálogo y reflexión en esta Habana surrealista junto a él, en la cual nos hablaba de una especie de provocación para modular a la conciencia.

Devoto incansable de la obra de Martí, Lenin y el Che; pero también fiel amigo de Alfredo Guevara, Hayde Santamaría y Fidel Castro Ruz, nos enseñó que solo con la lectura no basta, si el ser consciente no es capaz de promover nuevos conceptos en la vida.

Quizás porque sigue siendo su Casa «Nuestra América» y sus ideas «nuestro presente».

amss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *