Regreso a Humberto Solás

Ir a la obra del cineasta cubano Humberto Solas es encontrar en su viaje un sin número de premisas estéticas y más de una interrogante reflexiva sobre su poética, en particular su modo metafórico de concebir a la identidad y la historia de #Cuba.

Este lunes se cumplen 55 años del estreno del corto de ficción El Acoso, una de sus obras que bien pueden ser el principio de un kilómetro cero en nuestra memoria del audiovisual de la Isla. Por ello es imprescindible citarlo y someterlo al ejercicio de la búsqueda en la cinefilia, digamos como una especie de hallazgo arqueológico donde lo mejor de su puesta en escena aún está por ser esclarecido en los motivos de una nueva muestra pública.

Para ser justos, la obra de Humberto es una balanza de canto al melodrama, diría que a pulso; pero que definitivamente nos inquieta en el alma por su modo esencial de representar la memoria histórica, la mujer, las divergencias entre lo rural y lo urbano, los fantasmas del espíritu y hasta la hiperbolizada esencia de la emigración y la religión afrocubana.

La pregunta que se impone en este caso es que si vale la pena retomar en el tiempo este corto que tiene entre sus valores el minimalismo de una fotografía casi ingenua y a la vez inquisidora: una suerte de encuentro con los misterios de la naturaleza humana que nos perturban, pero que son en esencia parte de la psicología y los sentimientos humanos.

Puede que alguien piense aún que solo con Lucía y Cecilia, para citar lo bueno y lo malo, se puede llegar a una conclusión del éxito de su quehacer artístico, pero es que a veces en lo más pequeño también está el recuerdo de quien nos deja el aliento de ser un poeta eterno de la melancolía.

Y que bien que así sea para al menos distinguir en la unidad la diferencia de un cine imperfecto, como decía Julio García Espinosa; pero a la vez pobre, como pretendía en sus ansias creativas nuestro Solás.

amss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =