La Salud habanera y el bienestar humano, en los 500 (I)

Cuando se habla del programa de Salud, siempre vienen a la memoria los esfuerzos de Fidel en pos de una obra que tiene como primer orden, garantizar el bienestar humano.

Varios centros de esta rama recibieron la Placa por el aniversario 500 de La Habana, entregada por el Gobierno a colectivos que sobresalen por sus aportes.

Entre ellos está el Hospital Clínico Quirúrgico Docente Julio Trigo, del municipio Arroyo Naranjo. Al llegar allí, varios hombres colgaban de andamios mientras restauraban la fachada y pintaban. Ello significa que las inversiones continúan.

 

«Cada vez que vengo aquí veo algo nuevo», dijo Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en la capital, en encuentro con el colectivo, acompañado por Reinaldo García Zapata, Presidente del Poder Popular en la provincia.


Acerca de la rehabilitación de áreas en saludo al aniversario 500 de La Habana comentó Luis González Baillant, subdirector de aseguramiento de la institución que la labor fundamental estuvo centrada en la remodelación de áreas y reordenamiento de camas.

Abrieron una Terapia Intermedia con 19 camas, repararon la Sala de Cirugía Quinto “C”. Transformaron completamente el Cuerpo de Guardia y ganaron en comodidad, además de facilitarle el flujo a pacientes y acompañantes.

Esta semana se inauguró la Terapia Intensiva con nueve camas. Ahora restauran la cocina-comedor, una sala quirúrgica en el sexto piso y remodelan los servicios de Hemodiálisis.

Otro de los centros que desde ahora muestra la Placa 500 es Hospital Calixto García, ubicado en la Colina Universitaria del Vedado. Esta institución parece una ciudad.

Torres Iríbar, al conversar con médicos, técnicos y enfermeros aseguró: «El día que se escriba la historia de la medicina en Cuba, ocupará un lugar especial este centro, por su trascendencia en la obra de la Revolución, por los logros científicos, asistenciales y por la exquisita arquitectura, rescatada por ustedes».

Acerca del fuerte trabajo inversionista este año en el «Calixto» explicó William Porro Rodríguez, quien está al frente de esas obras, que en el Cuerpo de Guardia mejoraron las condiciones de los salones, revestidos de mármol, rehabilitaron baños y cambiaron puertas y ventanas.

En el edificio de Neuroterapia remozaron la fachada e inauguraron servicios en la Unidad de Terapia Intensiva, convertida en la más grande de la capital, con 22 camas.

Además, en el área de Docencia y la Biblioteca General crearon condiciones favorables para el estudio al climatizarla, mejorar el mobiliario e informatización. Es un magistral espacio restaurado para la educación, investigación y el resguardo de la historia. Incluye una Galería de Arte que amplía el vínculo de la institución con la comunidad.

Fotos: Ricardo Gómez

Otros de los servicios rehabilitados son Gastroenterología, Ortopedia, Salón de Cirugía Menor, Hospital de Día y Laboratorio de Geriatría.

En todos estos logros está el aporte de muchos, constructores, especialistas, que merecieron reconocimientos. Para evitar pasar por alto un esfuerzo enorme que se realiza en el sector este año, abundaremos en un próximo trabajo acerca de otros centros merecedores de la Placa 500 por el aniversario de La Habana.

MELM/rgr

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 4 =