Vie. Oct 18th, 2019

Un canto a la vida

Cartel que promociona el estreno del documental “Mujeres…Resiliencia, derechos a la vida”. (Foto: Cortesía Proyecto Palomas)
Cartel que promociona el estreno del documental “Mujeres…Resiliencia, derechos a la vida”. (Foto: Cortesía Proyecto Palomas)

La canción Una mujer, de Israel Rojas y con el acompañamiento de Luna Manzanares es un testimonio de la mujer cubana. A propósito de ella, Rojas le escribió a Lizette Vila estas palabras de dedicatoria: “La canción Una mujer fue compuesta para ser útil. En las manos de Lizette Vila y su equipo maravilloso, es donde mejor anida. Ustedes pueden hacer que una causa aparentemente pequeña, crezca en la dimensión correcta dentro de las conciencias de los ocupados, de los distraídos, de los insensibles. Por eso les regalo la canción. Háganla volar en los cielos correctos”.

Utilizada como música al final del documental Mujeres… Resiliencia, derechos a la vida, la canción se convierte en parte del mensaje de este material que logra emocionar por la diversidad de historias contadas y la fuerza de cada uno de los testimonios.

Realizado por Lizette Vila e Ingrid León, el mismo forma parte de las acciones que desarrolla la casa productora de audiovisuales para el activismo social Proyecto Palomas, con el fin de mostrar las realidades de seres humanos, sus vivencias y al final, brindar un mensaje de apoyo hacia los demás.

Desde hace unos años el Proyecto Palomas se ha convertido en un referente cuando se menciona su destacado quehacer como casa productora. Uno de sus méritos ha sido la búsqueda de las esencias humanas, de las historias que se esconden detrás de los rostros más conocidos y también de quienes desde su aparente anonimato son verdader@s héroes o heroínas en su ámbito, en sus familias, en sus espacios…

Son las “historias de vida de cubanas que emprenden sus proyectos económicos y espirituales desde la resiliencia, ante las difíciles realidades de la sociedad cubana” y “resiliencia es la entereza, más allá de resistir. Sobreponerse y salir con fortalezas. Es levantarse y recomenzar”.

La investigación y los textos son de la autoría de Sara Mas y Teresa Díaz Canals, y la narración de Obelia Blanco e Irela Bravo; Mujeres… es un pretexto para cumplir esa intención de no olvidar las imágenes de esas cubanas que nos acompañan y son parte de nuestros sensibles recuerdos. Porque la memoria es trascendente y guarda lo mejor, incluso de los malos momentos que cada una ha sufrido.

Otro punto a favor del material ha sido la selección de esas voces, donde cada una de ellas proviene de espacios diversos y en este recorrido aparece la profesional más competente (Dra. Beatriz Marcheco); hasta la cubana campesina (Dulce Reina Herrera), que espera de su tierra mejores tiempos para cosechas más productivas y en ese abanico participan otras que conforman el entramado social de un país.

Provienen de ámbitos de realización personal y profesional como artistas, son los casos de Zenaida Castro Romeu, Liang Domínguez Fong, Yenisei del Castillo o Loly Molinet. Para cada una de ellas, los retos han sido distintos y, sin embargo, terminan siendo similares.

O pueden ser las deportistas de alto rendimiento como Omara Durand y Yerisbel Miranda, enfrentadas a obstáculos propios y ajenos; pero ellas anteponen el valor y la voluntad para ganar en sus perennes batallas por el tiempo, una desafiándolo en una carrera de velocidad y la otra, en una espera y paciencia.

Las mujeres que luchan contra los prejuicios que la sociedad impone, desde la jubilada que decide hacer juguetes artesanales y con sus manos fabrica lo que será motivo de alegría para los niños; o la muchacha negra y paciente de VIH que ha desafiado las normas para poder ser feliz desde su transexualidad. Estas pequeñas historias es lo que hace grande a Mujeres…, material que tendrá una presentación especial el próximo 5 de octubre en el cine Yara de esta capital.

 

moda/rm