Vie. Oct 18th, 2019

Los hombres también padecen la menopausia

A los hombres al igual que a las mujeres les preocupa envejecer ya que eso significa la pérdida de condiciones  que les restan a la  vitalidad que los caracterizaba cuando eran jóvenes.

Así vemos que con el paso del tiempo los hombres, sufren, al igual que las féminas, cambios hormonales y sus efectos. Esa etapa la conocemos como menopausia masculina y, aunque se trate de una experiencia común, las  personas tienen mucho desconocimiento sobre esto.

El nombre correcto de esta etapa es andropausia, aunque comunmente se le llame menopausia masculina. También se conoce como síndrome de déficit de testosterona,  androgénico del hombre maduro e hipogonadismo masculino de comienzo tardío-según un artículo consultado-.

Resulta interesante conocer  que los cambios hormonales que experimentan los hombres son diferentes de los de las mujeres: en ellas hay una caída drástica de hormonas reproductivas, en cambio, en los varones los cambios en las hormonas sexuales ocurren en forma gradual y varían de acuerdo a cada individuo.

La andropausia se refiere, específicamente, a la disminución en los niveles de testosterona relacionada con el envejecimiento. La producción de esta y de otras hormonas masculinas baja a lo largo del tiempo y las consecuencias no siempre son evidentes..

 A partir de los 40 años, los hombres experimentan una reducción del  tres por ciento en la testosterona; después de los 60, cerca del 20 por ciento experimenta la andropausia.

Algunos estudios estiman que el hombre promedio de 80 años tendrá aproximadamente la mitad menos de testosterona que cuando era un hombre joven.

No sólo ocurre a los hombres mayores. El terapeuta Ian Kerner escribió en una nota publicada en CNN que “un número cada vez mayor de jóvenes se quejan de problemas sexuales, como disminución de la libido y problemas de erección, más comunes en hombres mayores”.

Algunos médicos asocian estos síntomas a la obesidad, estrés y sueño inadecuado, pero para Kerner las causas son hormonales: “La baja testosterona no es necesariamente sólo una consecuencia del envejecimiento. Varios factores pueden tener un impacto en los niveles de testosterona de un hombre”.

Los cambios hormonales pueden producir reducción del deseo sexual, disfunción eréctil, menos erecciones espontáneas, infertilidad y, en algunos casos, reducción de los testículos. Otras posibles señales son trastornos del sueño (insomnio, somnolencia), aumento de peso, inflamación en las mamas y pérdida de vello corporal.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos dice que la depresión puede ser uno de los síntomas. El nivel bajo de testosterona puede contribuir a disminuir la autoestima y la confianza en sí mismo y no siempre se manifiesta como tristeza (puede haber ira o enojo).

La única manera de diagnosticar un bajo nivel de testosterona es con un análisis de sangre. Algunos hombres tienen un nivel más bajo que lo normal y no presentan síntomas.

Especialistas explican que tratar los niveles bajos de testosterona relacionados con terapia hormonal es un tema controvertido. En algunos casos, esta alivia los síntomas, pero en otros puede que no ayude .

Se recomienda llevar un estilo de vida saludable, con alimentación que ayude a mantener la masa muscular y a controlar el peso, y ejercicios que mejoren la condición física y el estado de ánimo.