El Ciego Maravilloso (+ Documental)

Arsenio Rodríguez, El Ciego Maravilloso. (Foto: ACN)
Arsenio Rodríguez, El Ciego Maravilloso. (Foto: ACN)

Amantes de la música y el baile disfrutan de inmortales canciones como Fuego en el 23, Dile a Catalina. Su autor, Ignacio Loyola Rodríguez, conocido como Arsenio Rodríguez nació el 30 de agosto de 1911 en Güira de Macurijes, en la provincia de Matanzas.

Rodríguez quedó ciego cuando siendo un niño un caballo lo pateó en la cabeza. Viajó a los Estados Unidos a principios de los 50, con esperanzas de someterse a cirugía y recobrar la visión. El día que se iba a saber la verdad, lo acompañaban Chano Pozo, Miguelito Valdez, Olga Guillot y su hermano Raúl.

Luego del diagnóstico médico que le informó que no era posible que volviera a ver, Arsenio, sumido en un intenso dolor, compuso uno de sus principales temas: La vida es un sueño.

El espontáneo tresero, compositor por pura intuición que reta a  vivir el momento feliz llegó a alcanzar un lugar prominente dentro de la música popular cubana.

Crea un nuevo tipo de agrupación que transformó el modo de interpretar el son. Supo fusionar varios géneros musicales y alcanzar un sello único del cual aún se habla.

Sus canciones y su ritmo todavía viven en las recreaciones de sus temas en las famosas salsas, y su música y concepción de conjunto es inspiración para salseros.

Considerado por los artistas y por muchos maestros y conocedores de la rumba, como el padre del Son Montuno, El Ciego Maravilloso, es sin lugar a dudas, una leyenda referente del género salsa.

Falleció el 30 de diciembre de 1970, en Los Ángeles, Estados Unidos.

 

moda/rm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *