Mie. Sep 18th, 2019

Comunicación asertiva: beneficios

Este tipo de comunicación entre personas consiste en manifestar tus pensamientos, sentimientos, deseos o emociones de manera ecuánime, simple, clara y oportuna.

Hoy en día es vital saber iniciar y mantener conversaciones armoniosas, respetuosas y empáticas con los demás; se crean buenas y beneficiosas relaciones humanas y no se hieren susceptibilidades, o sencillamente se evitan inútiles conflictos o rencores capaces de alterar la armonía de tu vida. Para eso es esencial aprender a expresarte adecuadamente y con claridad.

Es recomendable practicar para desarrollarte en tus habilidades orales,  verbales y comunicativas así como tonos y entonación de voz, capaces de ayudarte a llevarte bien con todos, y a ser percibido como alguien confiable y afable.

De esta manera serás más productivo porque sabrás cómo administrar tu tiempo con eficiencia y te transformará en una persona más motivada y activa además de mejorar el círculo de las personas con quien te relacionas.

Para un buena comunicación con los demás se necesita un profundo auto control para no sonar impositivo, o para que las otras personas no se sientan agredidas o aludidas con tus manifestaciones.

LA COMUNICACIÓN ASERTIVA JUNTO A LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

La comunicación asertiva es una habilidad social sumamente valiosa, en especial porque guarda una estrecha relación con la inteligencia emocional.

Quien siente que no te das a entender fácilmente, o si existen fallas de comunicación en tus entornos más cercanos como los familiares, del barrio, profesionales o laborales, lo mejor es aprender a comunicarte asertivamente.

La asertividad en el trabajo es muy importante pues estimula la ejecución de tareas o asignaciones de manera correcta y oportuna, y además, evita malos entendidos entre las partes. Los buenos dirigentes están bastante familiarizados con los elementos de la comunicación asertiva, pues a través de ellos logran entablar excelentes relaciones comunicativas con sus equipos de trabajo.

La inteligencia emocional es esa gran capacidad que eres capaz de desarrollar para manejar hábilmente tus emociones y las de los demás.

Si eres capaz de controlar tus impulsos y de razonar antes de actuar, hablar o expresarte, es muy probable que sepas cómo ser asertivo en todas las aristas de tu vida. Y eso te ayudará a llevar un estilo de vida más placentero, equilibrado, productivo y calmado.

Habitualmente suele hablarse con rabia,  impotencia o  frustración, y por ende, los procesos de comunicación no son del todo sanos.

MOTIVOS PARA FOMENTAR LA ASERTIVIDAD COMUNICACIONAL

Entre las principales razones promueve el auto respeto y el respeto hacia los demás, evita expresar tus ideas de manera impositiva; al contrario, debes generar  entusiasmo por compartir anhelos, deseos, o sentimientos con otros de manera equilibrada.

No debes expresar tus emociones de manera irracional, impulsiva o sin control y  evitar en tus palabras denotar ira, rabia, o ansiedad;  en consecuencia, tu tono de voz, entonación y discurso deben ser amenos y con buen humor, convincentes y amistosos para todos y de esta manera te ayuda a alcanzar tus objetivos en la vida sin irritar, perjudicar o dañar a otros.

TIPOS DE COMUNICACIÓN ASERTIVA

Una de ellas es la comunicación asertiva basada en el respeto pues los demás se sientan respetados y atendidos, y también les hacen saber de manera inteligente que se toman sus opiniones muy en serio.

Está la comunicación asertiva basada en los sentimientos donde las personas que se sienten cómodas al exteriorizar sus sentimientos sin intención de perjudicar o intimidar a otros no solo saben hacerlo, sino que también han trabajado mucho en su inteligencia emocional. Por supuesto, al comunicar con sinceridad lo que sienten no son abiertas con todo el mundo, lo cual significa que su círculo de confianza es muy selecto.

Está la comunicación asertiva basada en las emociones controladas pues dominarlas es clave para comunicarte con asertividad porque evita que actúes impulsivamente y luego termines arrepintiéndote por como actuaste, o por alguna palabra fuera de lugar, dicha sin pensar. Solo es necesario aprender a reaccionar con mesura ante los estímulos que se te presenten, tanto positivos como negativos, y eso te evita problemas, disgustos, e incomodidades con los demás.

Existe la comunicación asertiva basada en el contacto visual y quienes desarrollan un alto grado de comunicación asertiva se caracterizan por establecer contacto visual con sus interlocutores al momento de hablar y saben cómo utilizar su lenguaje corporal, o sea, su gestualidad. Cuando se mira a los ojos se transmiten cercanía, seguridad y confianza, y eso es esencial para entablar buenas relaciones laborales, familiares o profesionales.

En la comunicación asertiva basada en la escucha activa, se sabe escuchar y es clave para entablar conversaciones asertivas y de alto impacto con los demás. Esto se debe a que, al detenerte a escuchar activamente, te tomas el tiempo de analizar y razonar sobre lo que te dicen, y en consecuencia, estás mejor preparado para argumentar u opinar convincente y respetuosamente al respecto.

Quien domina la comunicación asertiva tiene adelantado un gran tramo en la conquista de elevadas metas.

* Master en Ciencias y Profesor Consultante

  Jefe del Servicio de Endocrinología

  Hospital Docente Dr. Salvador Allende

  La Habana – Cuba