Volver

La función de la glándula tiroides de La Mona Lisa

El famoso cuadro La Gioconda o Mona Lisa, retrato de Lisa Gherardini esposa de Francesco del Giocondo, es la obra más famosa de Leonardo da Vinci

La Mona Lisa de Leonardo da Vinci

Por: M.Sc. Dr. Alberto Quirantes Hernández

Desde hace cinco siglos ha sido debatido desde el punto de vista médico con diferentes interpretaciones sobre la salud de la persona pintada.

En los momentos actuales existen dos estudios contrapuestos sobre un posible hipotiroidismo con bocio padecido por esta mujer tan famosa y expuesta a la vista pública en el museo del Louvre.

Algunos médicos han analizado la palidez de su piel, el supuesto grosor de la región anterior de su cuello y su eterna enigmática sonrisa para desarrollar teorías sobre su salud.

Una de ellas publicada en la  revista Mayo Clinic Proceedings, plantea que padecía de hipotiroidismo, una disminución de la función de su glándula toroidea. El artículo apareció el pasado mes de septiembre señalando la amarillez de su piel, el aspecto agrandado de su glándula tiroides situada en la región anterior de su cuello y la falta de cejas como manifestaciones clínicas donde basan su teoría. También señala que su siempre misteriosa sonrisa puede representar un indicio de cierto retraso psicomotor y debilidad muscular. O sea, una mujer un tanto  “bobalicona”. En muchos aspectos, es el encanto y magia de las imperfecciones de la supuesta enfermedad, si es que las hubiera tenido, lo que le da a esta obra maestra su misterioso atractivo.

OTRA OPINIÓN ANTERIOR

Hace más de diez años, algunos reumatólogos y endocrinólogos apuntaron la idea que las lesiones cutáneas y la hinchazón de las manos observadas en el retrato indicarían un trastorno de las grasas e insuficiencia de las coronaria de la modelo pintada. El aumento de la grasas de causa hereditaria y por ende,  la ateroesclerosis precoz, podrían haber causado la muerte de la Gherardini. También propusieron que su famosa sonrisa pudo haber sido el resultado de una enfermedad llamada  “parálisis de Bell”.

De manera opuesta ha sido plantedo que en caso de haber  padecido una enfermedad coronaria y un trastorno de las grasas, hubiera habido pocas probabilidades que en la Italia del siglo XVI,  Lisa Gherardini hubiera vivido hasta los 63 años.

Otro autor que habitualmente hace aportes en cuanto al arte y la medicina, escribió una publicación en Hektoen International. Sobre un diagnóstico en relación a la famosa pintura “El grito”de Edward Munch, plantea que la obra de arte o la persona en la obra de arte puede necesitar varias y diferentes opiniones según avanzan los descubrimientos médicos, pues siempre se debe mantener la mente abierta a la evolución de la medicina.

APOYAN EL HIPOTIROIDISMO

Quienes apoyan el diagnóstico de hipotiroidismo con bocio señalan su cabello delgado, la piel amarillenta como una manifestación de incremento en los niveles dérmicos de carotenoides totales, y el posible bocio como datos de ese hipotiroidismo. La alimentación de la época del Renacimiento era deficitaria en yodo, y los bocios secundarios a esa carencia se representaban con frecuencia en pinturas y esculturas de la época.

Pero se añade que la Señora Mona Lisa, según se conoce por la historia, dio a luz poco antes de posar para el retrato, lo que señala a una posible tiroiditis puesta en evidencia después del parto causante del hipotiroidismo con bocio presentada después después de haber tenido su criatura.

OTRAS OPINIONES

En el lado opuesto, científicos de la  Universidad de  Houston, en Texas, no están de acuerdo con la teoría de la enfermedad de la glándula tiroides según se refleja en la revista Hormones-International Journal of Endocrinology and Metabolism, y considean que   Lisa tenía una función tiroidea normal pues las enfermedades tiroideas han sido bien conocidos en la historia del arte. Y la pintura de da Vinci no coincide con las numerosas representaciones de personas con bocios.

Las esculturas de las antiguas civilizaciones andinas y egipcia señalaron la existencia de bocios endémicos en áreas con deficiencia de yodo, como la región de la Toscana donde, efectivamente, vivía Lisa Gherardini. El arte griego de la época también representa este cuadro clínico, al igual que varias obras poéticas e incluso la literatura de la época. Si Gherardini hubiera tendio un bocio por deficiencia de yodo, habría quedado más claramente evidenciado en su retrato pues un pintor de la talla de Da Vinci no habría tenido ningúna dificultad en haberlo reflejado en su pintura.

Profundizando en la discrepancia, señalan que muchas de las pinturas de Da Vinci representan mujeres sin cejas, por lo que no es concluyente atribuir esa característica al hipotiroidismo, y el color amarillento de su piel solo se desarrolla después de una enfermedad prolongada. Además, el hipotiroidismo a largo plazo habría afectado gravemente a su fertilidad, pero se sabe que la Gherardini dio a luz a cinco hijos, uno de ellos poco antes del retrato.

Añaden que la palidez de su piel podría simplemente deberse a la antigüedad del cuadro, así como al barniz aplicado por el artista a su obra. Además, esta pintura fue robada en el año 1911 y luego escondida durante casi tres años; además, en 1956 alguien roció con ácido su parte inferior.

En cuanto a su enigmática sonrisa, tan analizada a través de la historia y la teoría de que pudiera haber sido causada por  debilidad muscular, plantean que hacer un diagnóstico de hipotiroidismo sobre la base de rasgos sutiles y vagos en una pintura antigua es algo arriesgado. La debilidad muscular por un hipotiroidismo se manifiesta en los músculos más cercanos a la línea media del cuerpo y por su gravedad habría impedido que Gherardini posara con la espalda recta durante el prlongado timpo que lleva hacer un cuadro. Hay, además, muchas personas con sonrisas asimétricas y no necesariamente son hipotiroideas o sufren de determinado retraso mental.

* Master en Ciencias y Profesor Consultante

  Jefe del Servicio de Endocrinología

  Hospital Docente Dr. Salvador Allende

  La Habana – Cuba

……………………………………………………

http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/03/12/investigadores-revelan-por-que-la-mona-lisa-siempre-parece-feliz/#.XOAHvbWz7rg

 

Publicado: mayo 20, 2019 por Vanessa Alfonso No hay Comentarios

Escriba su comentario