Mie. Sep 18th, 2019

Bolivia también en la mira de la derecha latinoamericana

La derecha está desplegando sus armas para impedir que vuelva a resultar ganador Evo Morales

Bolivia también en la mira de la derecha latinoamericana

Por: María Josefina Arce

La candidatura del actual presidente Evo Morales para las elecciones generales de 2019 provocó un revuelo entre la oposición de Bolivia, que apoyada por la oligarquía latinoamericana y círculos de poder de Estados Unidos, busca retomar el poder y poner en marcha una política neoliberal.

La derecha está desplegando sus armas para impedir que vuelva a resultar ganador Morales, quien al inscribirse como candidato estuvo acompañado por miles de seguidores, encabezados por los principales dirigentes de organizaciones sindicales y sociales del país andino.

Entre las acciones figuran ataques contra oficinas del Tribunal Electoral Departamental de Santa Cruz, así como otras instituciones estatales, en busca de la inhabilitación del binomio Evo Morales-Álvaro García Linera, candidatos del Movimiento al Socialismo.

Las autoridades calificaron esos hechos como un intento por desestabilizar la paz y la tranquilidad social con la utilización de la fuerza, y bajo el pretexto de la democracia, mecanismos que se han puesto en marcha en otras naciones latinoamericanas como Venezuela y Nicaragua.

También como es habitual se ha recurrido a las mentiras y las campañas de desprestigio contra el mandatario, lo que siempre hace mella en la opinión del electorado. Es un instrumento muy bien estudiado e implementado por la reacción.

Ahí tenemos el ejemplo de Brasil, donde el candidato ultraderechista Jair Bolsonaro se impuso en los comicios de octubre pasado y cuya victoria estuvo determinada entre otros factores, por un fuerte aparato propagandístico que se dedicó a bombardear a los votantes de noticias falsas sobre el candidato del Partido de los Trabajadores.

Bolivia, por supuesto, conoce de esas artimañas, ya en febrero de 2016 la oposición puso en marcha una fuerte campaña de desprestigio contra Morales, con motivo del referendo sobre una posible nueva postulación del presidente y vicepresidente.

Por estrecho margen se impuso el NO y esa ha sido la principal arma esgrimida por la derecha, que no tiene en cuenta que el pasado año el Tribunal Constitucional de Bolivia emitió un fallo que habilita a Morales a buscar la reelección.

Contra Bolivia se está poniendo en marcha el mismo guion que contra otras naciones del área con gobiernos progresistas. La oposición está apoyada por otros países que ven en Morales una amenaza para sus objetivos de sumar nuevamente al estado plurinacional al carro del neoliberalismo.

La Unión Europea y Estados Unidos se creen con derechos de juzgar y de llamar a respetar la democracia, la que ellos por supuesto entienden, y que no contempla que el sostenido desarrollo económico del país andino se haya revertido a favor del pueblo, que hoy goza de acceso a la salud, la educación, el agua potable y otros derechos humanos esenciales.

A medida que se acerca la fecha de los comicios generales en Bolivia se agita el avispero y crece la abierta injerencia en los asuntos internos de una nación soberana e independiente.

Tomado de RHC