Historiador cubano destaca importancia de la memoria para una nación

Cuando una nación pierde la memoria, lo pierde todo, manifestó el Historiador de la ciudad de La Habana, Eusebio Leal, durante una conferencia

Cuando una nación pierde la memoria, lo pierde todo, manifestó esta semana el Historiador de la ciudad de La Habana, Eusebio Leal, durante una conferencia en la que abordó las labores de restauración en la capital cubana.

El reconocido intelectual, quien el martes recibió en la ciudad de Nueva York el Premio Hadrian del Fondo Mundial de Monumentos, recordó que su trabajo en el Centro Histórico de la urbe caribeña comenzó en 1967, cuando en medio de un proceso de transformación y creación en la isla, parecía que mirar al pasado era lo menos útil.

Sin embargo, siempre he creído que no se puede ir al futuro sino desde el pasado, pues los elementos que han prevalecido sustentan el espíritu de un país, expresó en un evento organizado en su honor en el museo Casa del Presidente Woodrow Wilson, en Washington DC, por la Fundación Nacional para la Preservación Histórica.

Para Leal, es más difícil cuando no se conservan las cosas, cuando se pierden, y son más importantes cuando podemos tocarlas.

El historiador hizo alusión a un video mostrado durante el encuentro de este jueves, en el cual se abordó la filosofía conservacionista que anima la restauración del Centro Histórico de La Habana y el componente social y comunitario de esa obra.

Tal material audiovisual, afirmó, es también una apelación a la importancia de abrir paso a una nueva generación de restauradores que desde sus distintos laboratorios de artes decorativas, arqueología y arquitectura, entre otros, pueden todos los días proyectarse sobre la ciudad.

En ese documental está la utopía que hemos defendido fieramente, contra la naturaleza hostil en el Caribe, cada año ante la posibilidad de un huracán, agregó el intelectual, quien indicó que la isla también enfrenta el desafío que implica estar a merced de la salinidad y de una humedad muy alta.

Debemos continuar, ese es mi lema, destacó Leal, y añadió que en torno a la labor en el Centro Histórico surgió una emisora propia, Habana Radio, dirigida por Magda Resik, quien lo acompaña en esta visita a Estados Unidos, así como un sistema de publicaciones y un programa cultural.

Añadió que el Plan Maestro para el desarrollo de esa área supone no solo el estudio de la zona a restaurar, sino también las necesidades comunitarias, a partir de lo cual han construido viviendas en edificios históricos, han levantado escuelas, y hogares maternos y de ancianos, entre otras instituciones.

Me complace pensarnos como un equipo que, además de manejar las tecnologías y las artes, ha creado también escuelas de restauración, particularmente para obreros calificados, señaló sobre la enseñanza de oficios como la carpintería, la herrería o la pintura mural.

El historiador se refirió, asimismo, al significado de la pasión y de la imaginación para emprender obras de ese tipo. ¡Qué poder el de la imaginación humana, es la capacidad de recordar! ¡Esa capacidad es la que nos permite vivir en los tiempos modernos!’, resaltó.

Tomado de Cubasí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *