Conoce varias maneras de aumentar tu fuerza de voluntad

Las personas que desarrollan su fuerza de voluntad pueden completar sus proyectos sin distracciones o demoras innecesarias, conseguir sus soñados objetivos

Conoce varias maneras de aumentar tu fuerza de voluntad


Por: M.Sc. Dr. Alberto Quirantes Hernández

Las personas con fuerza de voluntad son capaces de llevar una vida exitosa. Pueden lograr cualquiera de sus metas y al mismo tiempo resistir las tentaciones perjudiciales.

Quien no nace con ella puede entrenarse para desarrollarla exitosamente, tal como se hace con la musculatura corporal. Y de la misma manera, se fatiga cuando se hace un uso exagerado de la misma.

Las personas que desarrollan su fuerza de voluntad pueden completar sus proyectos sin distracciones o demoras innecesarias, conseguir sus soñados objetivos, poder resistir las tentaciones que aguardan a cualquiera la vuelta de la esquina…. En una palabra, ellos son capaces de controlar sus vidas.

Comienza el entrenamiento

La meditación en primer lugar; ofrece múltiples beneficios pues aumenta la densidad de la materia gris en la corteza prefrontal, zona del cerebro responsable del autocontrol o la fuerza de voluntad entre varias cosas más; también aumenta la capacidad para disminuir o neutralizar el estrés y demora el envejecimiento.

Dedicando disciplinadamente unos minutos cada día a practicar tus sesiones de meditación, puedes mejorar de manera evidente tu fuerza de voluntad.

Trata de ser auténtico y aprende a apreciar tus fortalezas y reconocer tus debilidades que tratarás de que cada vez sean menos. La meditación te pueda ayudar con este proceso.

No debes intentar agotar tu fuerza de voluntad pues, aunque puede desarrollarse, no deja de ser un recurso limitado.

Es igualmente importante darle a tu voluntad un descanso. Lo mejor es lograr un equilibrio entre ejercitación y reposo tal como se hace con los ejercicios para desarrollar la muscultura.

Debes tener cuidado y evitar tener demasiados proyectos a la vez, pues esto agotará tu fuerza de voluntad y puede estresarte, lo que inactivará el desarrollo de tu corteza prefrontal.

Se traduce en cambios de humor incontrolables y debilidades del carácter como comer alimentos poco saludables. Esto es seguido generalmente por una sensación de derrota que puede hacer que caigas de nuevo, como una palomita, en viejos hábitos malsanos para tu desarrollo.

Tratar de realizar muchas cosas todo el tiempo con baja fuerza de voluntad es una manera segura de prepararte para el fracaso y nunca lograr tus objetivos.

Trata de evitar evitar fuertes situaciones que pongan a prueba y agoten tu fuerza de voluntad. Por ejemplo, si te encantan las pizzas y sabes que están en tu camino, trata de coger por otro lugar. Date cuenta de que nadie es perfecto y ejercitar la fuerza de voluntad es un proceso gradual por lo que puedes perder tu autocontrol de vez en cuando. En los comienzos de tu entrenamiento, el objetivo es disminuir cada vez más la frecuencia con que pierdes el control.

La importancia de llevar un diario

Llevar un diario más la meditación regular, aumenta de manera increíble tu fuerza de voluntad, pues te da la oportunidad única de reflexionar por escrito sobre tu día, tus metas personales y mucho más.

No todo lo que puede sucederte es malo y por eso, de paso, escribe diariamente tres cosas, grandes o pequeñas por las que estás agradecido. Son los llamados diarios de gratitud y pueden tener efectos profundos en la vida de cualquier persona, pues aumenta significativamente la felicidad, la motivación y el bienestar general.

La construcción de buenos hábitos

Debes volverte un experto en el arte de construir buenos hábitos en tu vida diaria.

Cuando se trata de aumentar la fuerza de voluntad, desarrollar buenos hábitos es de enorme valor. Cuando construyes firmemente hábitos sanos y estas pasando por un bajón emocional o por mucho estrés, esto evidentemente se te volverá menos dañino.

Lo mejor es elegir una hábito para el control del estrés que más se adapte a tu persona o a tus intereses.

Trata de aprender a realizar cualquier nueva cosa creativa por pequeña que sea, acostúmbrate a hacer ejercicio aunque sean tandas de gimnasia casera escuchando al mismo tiempo música relajante mientras respiras profundamente. También de vez en cuando puedes beber algún algún sabroso cocimiento que te relaje como es el de tilo.

Mucha estrategia

No actúes o hables impulsiva e irreflexivamente y mucho menos cuentes tus más íntimos secretos o proyectos, buenos o malos. Después pudieras arrepentirte. Debes volverte un estratega de la vida.

Si te aproximas a los problemas de la vida con estrategia,tu existencia se convierte en algo mucho más fácil y llevadero.

Un ejemplo: si tiene dificultades para resistir comer pan con mantequilla o mayonesa con una lasca de jamón, manten esos comestibles fuera de la vista, evita comprarlo o sustitúyelos por pan integral con un rico puré de tomate y alguna lasca de pollo asado.

Colabora conscientemente con tu fuerza de voluntad, prueba a desafiarte a estar 30 días sin quejarte por lo ya superado, ponte un nuevo objetivo a alcanzar y si te es posible lee un libro de superación personal o una biografía de personas trinfadoras por lo menos uno mensual. Te asombrarás de lo que fueron capaces de hacer y te servirá de guía. En definitiva fueron tan seres humanos como lo somos todos nosotros.

Se necesita fuerza de voluntad para trazarse un nuevo objetivo y llegar hasta su conquista final. Además, lentamente crearás ímpetu y comenzarás a desear nuevas actividades que te darán crecimiento social, espiritual y hasta económico.

Tener mucha fuerza de voluntad es fundamental para quien desee vivir una vida sana y exitosa y ser ejemplo para su descendencia.

Si dedicas tiempo para cultivar la fuerza de voluntad puedes honestamente lograr algo… o mucho.

Realiza una inversión en ti mismo y tendrás un efecto positivo para toda tu vida. Dedícale una pequeña cantidad de tiempo cada día para darle crecimiento a tu fuerza de voluntad. No te arrepentirás!

* Master en Ciencias y Profesor Consultante

 Jefe del Servicio de Endocrinología

 Hospital Docente Dr. Salvador Allende

 La Habana – Cuba

………………………………………………………………………..

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 2 =