Candidato del PT a la presidencia brasileña sube como la espuma

Fernando Haddad llega a 22 % en intención de votos

Fernando Haddad. (Foto: Internet)

Por: Mariela Pérez Valenzuela

Fernando Haddad, quien sustituyó al exmandatario Luiz Inacio Lula da Silva como candidato del Partido de los Trabajadores (PT) a las presidenciales del 7 de octubre próximo despegó en las intenciones de voto y apenas 48 horas después de su nombramiento llega al 22% de apoyo popular.

Haddad no es un desconocido para el pueblo brasileño, en especial de los millones que lograron estudiar gracias a su gestión como Ministro de Educación en los dos mandatos de Lula. Académico, exalcalde de Sao Paulo, este político de 55 años aparecía como vicepresidente de Lula da Silva en la chapa del PT para los venideros comicios.

El hostigamiento judicial contra el político más popular del país, que lo mantiene cumpliendo una pena de 12 años y un mes por un no comprobado delito de corrupción, y la decisión del Superior Tribunal Electoral (STE) de no aceptar su postulación, hizo que el fundador del PT delegara en su antiguo ministro la posibilidad de ganar el Palacio de Planalto.

En solo 48 horas desde que se anunciara su candidatura oficialmente, Haddad sube vertiginosamente en el apoyo popular para sacar del gobierno a la ultraderecha, ahora representada por el presidente de facto Michel Temer, quien desde agosto de 2016 detenta el poder luego de organizar el golpe de estado parlamentario contra la mandataria Dilma Rousseff, también petista.

Un sondeo revelado por la encuestadora Vox Populi-Central Única de Trabajadores (CUT) este jueves aseguró que el nuevo aspirante del PT posee el liderazgo en el apoyo popular, con un 22%, mientras su más cercano rival, el ultraderechista Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal cuenta con un 18 por ciento, Ciro Gomes, del partido Laborista, con 10%. Los otros dos rivales alcanzan un 4 y un 5%, insuficientes para enfrentarse al petista.

Ello significa que en una segunda vuelta, Haddad, de padres libaneses, puede ganarle a sus adversarios, según indicó el informe, que plantea tendrá un continuo ascenso hasta la celebración de los comicios generales.

Vox Populi recogió opiniones de dos mil electores en 121 municipios entre el 7 y el 11 de septiembre. El margen de error es de 2,2 puntos porcentuales, con un margen de confianza del 95%, informó el diario Jornal do Brasil.

Haddad, quien viajó en las caravanas de Lula da Silva por Brasil y es responsable desde entonces del futuro programa de su gobierno progresista, si resulta victorioso, obtuvo importantes logros cuando fue ministro de Educación entre julio de 2005 y enero de 2012, ya que sus programas sociales otorgaron el mayor acceso educacional a la población en la historia de Brasil.

Máster en Economía y doctor en Filosofía, democratizó y garantizó el acceso a la educación básica a millones de sus compatriotas.

Los dos gobiernos de Lula da Silva invirtieron más en educación que todas las anteriores administraciones, pero Temer eliminó muchos de los programas referidos a ese sector, pues congeló los gastos públicos para los próximos 20 años, apoyado por la Enmienda Constitucional 95.  

Haddad lleva en la chapa como vicepresidenta a la diputada Manuela D’Àvila, del Partido Comunista de Brasil, de 38 años, quien ha trabajado de manera mancomunada con el PT en apoyo a Lula y por la democratización nacional una vez se dé el cambio de gobierno en el país.

En las últimas horas, Flavio Bolsonaro, el hijo mayor del candidato de la derecha, afirmó que su padre está en grave estado en una Unidad de Terapia Intensiva sin previsión de alta, según corroboró también el más reciente boletín médico divulgado este jueves por el hospital Albert Einstein, donde está internado desde el día 7, cuando un desconocido lo apuñaló en el abdomen.

La agencia Brasil confirmó que a pesar del procedimiento, la evaluación médica es que el político tiene una evolución clínica estable, pero sin previsión de retornar a una sala común.

Bolsonaro, militar retirado que prometió gobernar con mano dura si gana los comicios, recibió una puñalada durante un mitin de campaña hace casi dos semanas. Se recuperó, pero en las últimas 24 horas, poco antes de que se le diera el alta, sufrió una obstrucción intestinal y debió ser intervenido quirúrgicamente.

En este contexto y el poco tiempo que queda para las elecciones, el PT intenta, según dijo su dirección nacional, atraer a las urnas el 40% que apoyaba a Lula aun cuando se encontraba en prisión.

Para millones de brasileños, los programas educacionales de Haddad les posibilitaron un cambio de vida, en especial a los estudiantes de educación básica de centros públicos rurales y ribereños que tenían dificultades para asistir a las escuelas. En un movimiento no conocido en Brasil, el gobierno
brindó vehículos, lanchas y bicicletas a los educandos y renovó y amplió la flota de transportes escolares de las redes municipales que las necesitaran.

El ahora candidato presidencial creó también el Fondo de Mantenimiento y Desarrollo de la Educación Básica y de Valorización de los Profesionales de la Educación (Fundeb), un fondo conjunto que invirtió en educación el 10 % de la contribución total de los estados y municipios del país. Tales recursos eran destinados para niños y jóvenes desde la guardería hasta su último año escolar, incluyendo a la escolaridad adulta, democratizando y garantizando el acceso a la educación.

En 2005 fundó el programa Universidad para Todos (ProUni), que otorgaba becas de estudio en instituciones privadas de enseñanza superior, tanto en formación profesional técnica como universitaria. El ProUni benefició a casi dos millones de jóvenes y adolescentes. El 74 % de las matrículas de la enseñanza superior brasileña están en las instituciones privadas y uno de cada 10 estudiantes de dichas instituciones era un becado de ProUni.

Quizás el más popular e importante proyecto de su Ministerio fue la Bolsa Familia, que proporcionaba ayuda financiera a los hogares más pobres del país, a cambio del compromiso de las familias beneficiadas de garantizar la asistencia de los niños a la escuela, como también cumplir con el calendario de las vacunas gratuitas entregadas por el Gobierno.

Bajo su tutelaje, el gobierno dobló el número de matrículas en las universidades federales, se crearon más de 214 escuelas técnicas y se reagruparon otras 140; se construyeron 126 campus universitarios; y 14 universidades federales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =