Presidente cubano Díaz Canel participa en inauguración del curso escolar en la capital

Presidente cubano Díaz Canel participa en inauguración del curso escolar en la capital

Quiso el tiempo y el empeño de la memoria histórica devolver la vida al otrora colegio San Pablo, espacio donde se educara Martí gracias a su protector y maestro Rafael María de Mendive

Por: Francisco Delgado

Quiso el tiempo y el empeño de la memoria histórica devolver la vida al otrora colegio San Pablo, espacio donde se educara Martí gracias a su protector y maestro Rafael María de Mendive. Institución de la Habana Vieja convertida este lunes 3 de septiembre en una reformada y bella escuela primaria, cuyas aulas reciben a más de 500 estudiantes, quienes cursarán la enseñanza pre-escolar y hasta el sexto grado.

Foto: Francisco Delgado

En este lugar emblemático de la calle Prado esquina  Animas llegaba cada mañana, el Héroe Nacional, para fraguar el espíritu con conocimientos sobre diversos campos del saber que abarcaban la ciencia, historia, arte, cultura y cuanta expresión de la vida hicieron de sus juicios, la toma de conciencia necesaria para cumplir su misión de liberar a Cuba del yugo colonial español.

Foto: Francisco Delgado

En presencia de Miguel Díaz Canel Bermúdez, Presidente del Consejo de Estado y  Ministros de la República de Cuba y autoridades del Ministerio de Educación, el Gobierno y el Partido en la capital, encabezado por el Primer Secretario y miembro del Comité Central, Luis Antonio Torres Irríbar, los pinos nuevos junto a sus maestros y padres interpretaron fragmentos de los Versos Sencillos y canciones que en más de una ocasión mostraron la gracia de las sonrisas y hasta una lágrima de alegría por la grata sorpresa de este mágico inicio del nuevo curso escolar 2018-2019.

Eusebio Leal Spenler, historiador de la ciudad recordó el significado emotivo que guarda cada rincón de la nueva escuela primaria Rafael María de Mendive, discípulo de los más importantes pedagogos cubanos y que fue un referente para el Apóstol en tiempos de protesta y cubanía.

Las palabras de agradecimiento de Leal, llegaron a los trabajadores de la Oficina del Centro Histórico, invitados, descendientes de la niña María Mantilla, a la cual dedicó el hombre vestido de negro sus afamadas estrofas de “Los zapaticos de rosas”, y a las autoridades del gobierno y el partido que emprendieron un largo camino para honrar el ilustre sendero del Maestro.

El máximo objetivo es dotar al centro de una integralidad que les permita a sus estudiantes conocer cada pasaje de la identidad y la historia de la nación como también aprehender de la huella de la espiritualidad.

El inmueble está dotado de laboratorios para la computación, áreas deportivas, teatro, comedor, un aula que recrea las mismas escenas del siglo XIX por su exquisito inmobiliario rústico y un vestíbulo que describe a los visitantes anécdotas, fragmento del Himno de Bayamo y visualidad fotográfica en la que puede registrarse la época y el pensamiento martiano.

foto: Francisco Delgado

Cada una de sus decoraciones, pinturas y extraordinarios vitrales fusionan en ese juego de emociones profundas entre lo antiguo y lo contemporáneo, donde la existencia se lleva la mejor parte para las nuevas generaciones de habaneros.

Foto: Francisco Delgado

Será este centro educativo, invitación obligada para el resto de las instituciones docentes que puedan ver en su interior cuánto detalle y creatividad puede generar el buen gusto y el deseo de transformar una realidad en Revolución.

Foto: Francisco Delgado

También el máximo dirigente cubano, Díaz Canel le dedicó un espacio en este inicio de curso escolar a la enseñanza universitaria, cuando visitó junto a las mismas autoridades, la Casa de Altos Estudios de la capital y su Alma Mater, en la colina del céntrico Vedado. Allí fue remozado completamente el edifico Juan Noyola Vázquez, que  será sede de la Facultad de Contabilidad y Finanzas.

Foto: Francisco Delgado

Gustavo Cobeijo Suárez, rector de la Universidad de La Habana destacó en sus palabras que, desde la escalinata, José Antonio Echevarría y Fidel Castro Ruz conspiraron sus ideales de revolucionarios, humanistas, marxistas y martianos que luego dieron luz a la Revolución Cubana.

Foto: Francisco Delgado

La presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria, Ayle Borges Serra recordó a los jóvenes que pisan por vez primera los 88 escalones, que la Universidad será el escenario ideal para crecer, conocer nuevas amistades, ampliar los conocimientos como hombres y mujeres de ciencia y comprometer su ideal por el futuro de la patria.

Foto: Francisco Delgado

Al concluir Díaz Canel, el recorrido por ambas instituciones les dio un auguró buenos resultados a los nuevos discípulos y los comprometió en el estudio y cuidado de los inmuebles que hoy fueron entregados como parte de la nueva etapa de estudio. 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =