Volver

La idoneidad demostrada rige la permanencia en el empleo

«Ninguna norma jurídica establece que no se puede trabajar en La Habana solo por no residir en ella. Nada impide la contratación en esta ciudad de trabajadores de otras provincias»

La idoneidad demostrada rige la permanencia en el empleo

Por: Alejandra García

Cualquier trabajador puede laborar en La Habana, independientemente de su lugar de residencia en Cuba, como los capitalinos pueden emplearse en otra provincia. La información la ofreció Granma y un año después vuelve sobre el tema, que sigue motivando el interés de nuestros lectores.

«Ninguna norma jurídica establece que no se puede trabajar en La Habana solo por no residir en ella. Nada impide la contratación en esta ciudad de trabajadores de otras provincias», comentó Yudelvis Álvarez Fonseca, directora jurídica del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

En comentario, a propósito del artículo publicado en marzo del 2017, una lectora que se identificó como Sonia aseguró que «aún persisten casos donde se violan estas regulaciones». Aseguró que le negaron un contrato de trabajo por tener dirección permanente en Artemisa.

A Mayrovit, máster en Contabilidad y graduada de la Universidad de Pinar del Río, le ocurrió algo similar. Luego de visitar varios centros de trabajo en la capital, «me exigieron la condición de tener dirección permanente en La Habana para contratarme».

La Directora Jurídica del MTSS reitera hoy que cada administración tiene la potestad y el derecho de seleccionar a sus trabajadores a partir del principio de idoneidad demostrada, que rige la permanencia en el empleo. «La residencia en otro territorio no debe ser un requisito que le impida el acceso a un determinado puesto de trabajo», añadió.

Otra decisión en este sentido contraviene lo establecido en la ley. Por ejemplo, aseguró Yudelvis Álvarez, hay quien viaja a la capital para acompañar a familiares enfermos y que necesiten de cuidados por largos periodos de tiempo. «Nada impide que estas personas se contraten en la ciudad. Lo mismo ocurre si residentes capitalinos desean laborar en otros territorios del país», reiteró.

Antecedentes

– El Decreto 217, del 22 de abril de 1997, estableció Regulaciones Migratorias Internas para la Ciudad de La Habana y sus contravenciones, que limitaba el movimiento de personas residentes en otros territorios para trasladarse hacia la capital, ante la imposibilidad de la urbe entonces de asumir con su infraestructura los procesos de migración interna.

– Aunque esta normativa se mantiene vigente, en ese mismo año el MTSS modificó la resolución referida a las personas excluidas de la posibilidad de domiciliarse en La Habana. Dispuso que la entidad laboral que considerara necesario trasladar contingentes, brigadas u otros grupos de trabajadores de otras provincias para cubrir sus necesidades en La Habana, de forma transitoria, podrían hacerlo, siempre que lo informara al MTSS y se pusiera en conocimiento del sindicato, con el objetivo de buscar soluciones totales o parciales al problema de alojamiento en la capital.

– A estos trabajadores, los organismos o instituciones que los contrataban tenían que garantizarles albergue y estipendio mientras estuvieran realizando estos trabajos en La Habana. Sin embargo, esta normativa impedía que las entidades radicadas en La Habana contrataran de manera individual a los trabajadores.

– En el 2009 se dictó el Decreto-Ley número 268, que modificó determinados aspectos del régimen laboral y derogó la resolución que impedía el contrato individual. Es decir, cualquier entidad en La Habana podía contratar libremente a cualquier trabajador, siempre que este cumpliera con los requisitos que se exigían para ocupar un cargo, sin ninguna limitación.

– En el 2014 el Código del Trabajo refrendó que las entidades estatales de La Habana podían mantener relaciones de trabajo concertadas o realizar la contratación de trabajadores residentes en otro territorio, así como los capitalinos pueden laborar en otras provincias del país.

Tomado de Granma

 

 

Publicado: abril 4, 2018 por Vanessa Alfonso No hay Comentarios

Escriba su comentario