También se cuida el corazón no aumentando de peso

Cuando se aumenta de peso, incluso tan solo un poco, se modifica desfavorablemente la estructura del corazón y sus capacidades para bombear la sangre a todo el organismo

M.Sc. Dr. Alberto Quirantes Hernández *

Cuando se aumenta de peso, incluso tan solo un poco, se modifica desfavorablemente la estructura del corazón y sus capacidades para bombear la sangre a todo el organismo. Sin embargo, sucede al revés cuando se pierden libras sobrantes, pues de esta manera se puede revertir este indeseable y potencialmente peligroso evento.

Con esta alteración del corazón derivada de tan solo un poco de aumento de peso, aumentan las posibilidades de desarrollar en el futuro una insuficiencia cardiaca.

UNA INTERESANTE INVESTIGACIÓN

El pasado año fue realizado un estudio en la Universidad de Dallas en Texas y publicado en la revista Journal of the American Heart Association. Cuando comenzó la investigación, más de 1,200 hombres y mujeres con una edad promedio de 44 años sin enfermedades del corazón, ni ninguna otra dolencia capaz de enfermarlo, se sometieron a una resonancia magnética nuclear del corazón y a diferentes mediciones de la grasa corporal. Dichas pruebas se volvieron a realizar de nuevo, siete años más tarde.

Al cabo de ese tiempo, quienes aumentaron su peso incluso en apenas un cinco por ciento eran más propensas a tener un engrosamiento y un agrandamiento en el ventrículo izquierdo, una de las la cámaras del corazón; estos hallazgos constituyen  un indicador de insuficiencia cardiaca futura.

Además, los participantes del estudio con estos resultados fueron más propensos a presentar pequeñas disminuciones en la capacidad de bombeo del corazón.

El aumento de peso en el vientre, donde la grasa se acumula alrededor de los órganos intra abdominales, podría producir determinadas sustancias capaces hacer daño al corazón al provocar inflamación.

Pero quienes perdieron peso fueron tuvieron más probabilidades de  presentar una reducción en el grosor del músculo cardiaco.

HECHOS ACAECIDOS

Como el corazón es muy dinámico, muy plástico, los cambios pequeños a lo largo de la vida suponen al final grandes diferencias.

Aumentar de peso supone un esfuerzo para el corazón, pues lo hace bombear la sangre más penosamente, al ser más grueso al músculo cardiaco. Los corazones gruesos no pueden contrarrestar determinados cambios y al final son capaces de fallar y se presenta entonces una insuficiencia cardiaca.

Es muy importante evitar a todo trance el aumento de peso pues constituye una forma importante de proteger la salud del corazón. Quienes pierden peso mejoran su corazón al reducir el grosor del músculo cardiaco, y probablemente eso reduce el  riesgo de insuficiencia cardiaca. Aumentar de peso es malo de muchas formas para cualquier persona.

Incluso las personas con un peso normal pueden provocarse daños en su corazón si aumentan de peso con el tiempo. Ganar incluso un poco de peso, a lo largo del tiempo tiene comprobados efectos negativos para el corazón.

Las personas deben darse cuenta de que mantenerse en forma para conservar su salud a largo plazo es mejor que cualquier medicamento.

* Master en Ciencias y Profesor Consultante

  Jefe del Servicio de Endocrinología

  Hospital Docente Dr. Salvador Allende

  La Habana – Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *