Mie. Sep 18th, 2019

Documental llama a la acción por la higiene de La Habana

“Mujeres, desde la basura al bienestar”, el más reciente documental del proyecto Palomas, fue presentado la víspera en la sala Fresa y Chocolate, en el Vedado habanero

Lizette Vila e Ingrid León. Foto: Cubadebate

El audiovisual, dirigido por Lizette Vila, directora de la Casa Productora de Audiovisuales para el activismo social proyecto Palomas y la también realizadora, Ingrid León, muestra en 35 minutos la compleja situación con la recogida de desechos sólidos en la capital cubana y cómo un grupo de mujeres los recolectan como una vía para multiplicar sus ingresos.

Según explicó la realizadora, se trata de historias de vida de mujeres, de las vicisitudes de la cotidianidad, aspiraciones y sueños. Pero va más allá, con un tratamiento a La Habana como mujer, se exalta su belleza, sus muchas arrugas y los deseos comunes de ver una ciudad distinta, mejor, tanto en el todo como en sus barrios.

Entre las protagonistas está Maya García, de 87 años, recolectora desde los 10 años; Diana Bernandés, de 70 años, quien engrosa sus ingresos para ayudar a la familia; y Ángela Corvea, la creadora del proyecto medioambiental Acualina, que desarrolla actividades de educación ambiental en el reparto Náutico, en el municipio Playa.

Unas emplean los neumáticos para sembrar flores, otras barren la calle voluntariamente, mientras algunas usan materiales reciclados para su creación artística. Por un lado, desde sus acciones individuales contribuyen a que sea menos la basura visible en la ciudad; por otro, le dan una segunda vida a no pocos objetos.

Una contribución no menos valiosa es la que hacen a la salud, pues mediante acciones de higienización se previene la proliferación de vectores y la aparición de enfermedades.

A juicio de Vila, “es un homenaje y una contribución al ecofeminismo, que es el triunfo de una sociedad sin desigualdades ambientales para las mujeres y la participación de ellas en la edificación de un mundo ecológico”, indicó.

Los testimonios de las entrevistadas, en los que Vila pone a dialogar a mujeres de diferentes procedencias, edades, color de la piel y nivel de instrucción, se entremezclan con poesía, obras de las artes plásticas, legislaciones relacionadas con el reciclaje y llamados a la articulación entre la administración pública y la ciudadanía para resolver este problema ambiental, económico y social.

Algunas estadísticas ilustran los volúmenes de desperdicios que producen los dos millones 100 mil habitantes de la capital, la cantidad de árboles que se requieren para producir una tonelada de papel, cuánto se reduce la huella ecológica al emplearse materiales reciclados…

Vila agradeció el apoyo de las embajadas de Canadá y del Reino de los Países Bajos; Care, el proyecto Con sus propias manos, de la Editorial de la Mujer; la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación; el Instituto del Arte e Industria Cinematográficas; Oxfam; el Centro Félix Varela y la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA), entre otros.

Tomado de Tribuna de La Habana