Lun. Sep 16th, 2019

La revolución que resurgía

En siglo XXI, no solo debemos ofrecer nuestro homenaje a aquellos héroes sino que, con disposición similar, tenemos el compromiso de seguir su ejemplo

Por Félix Rubén Alomá

La guerra estalló el 24 de febrero de 1895 y aunque muchos historiadores aseguran que su inicio fue en el poblado de Baire, -de ahí que siempre se le recuerde como el Grito de Baire-, otros expertos aseveran que el alzamiento ocurrió de manera simultánea en varios puntos de la geografía nacional.

24 de febrero de 1895, inicio de una guerra necesaria

La revolución que resurgía necesitaba proclamar las razones y el contenido de su lucha. En el Manifiesto de Montecristi, documento elaborado por José Martí y Máximo Gómez el 25 de marzo de 1895, un mes después del inicio de la guerra, se expresaba lo siguiente:

“La guerra (…) es el producto disciplinado de la revolución de hombres enteros que en el reposo de la experiencia se han decidido a encarar otra vez los peligros que conocen.”

El  académico de número Dr. Hidalgo Paz ha señalado que “el 24 de febrero no fue el resultado de la labor de un solo hombre, sino la consecuencia de la unión de la voluntad de muchos; factor determinante para superar la traición y el contubernio entre España y Estados Unidos”.

24 de febrero de 1895, inicio de una guerra necesaria

Marca que “en siglo XXI, no solo debemos ofrecer nuestro homenaje a aquellos hombres sino que, con disposición similar, tenemos el compromiso de seguir su ejemplo y rechazar los intentos de anular nuestra combatividad y pensamiento”.

 Llama, además, a ser continuadores de la obra y las ideas de quienes ante todas las adversidades no dudaron en proclamarla libre.

Múltiples actividades se realizaran en el país en recordación a la fecha encabezado por Baire que cada año tiene como actividades centrales izar la bandera nacional a la medianoche en el Parque de la Revolución, el toque de la Diana Mambisa por las calles, el acto y la peregrinación hasta el cementerio para rendir homenaje a sus patriotas.